06 de abril de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Destapan un escándalo sexual con menores en el gobierno populista de Baleares

La presidenta de Baleares, Francina Armengol

La presidenta de Baleares, Francina Armengol

El gobierno balear ha despedido a cinco empleados de los centros de menores coordinados la administración autonómica por mantener "conductas sexuales inapropiadas".

La supuesta violación grupal cometida en un piso de Palma la Nochebuena pasada ha destapado un auténtico escándalo sexual que salpica de lleno al gobierno autonómico conformado entre PSOE y Podemos ya que ha puesto sobre la mesa la existencia de un asunto turbio en el que los menores que están en centros al cuidado de las autoridades podrían haber sido víctimas de una red de explotación sexual ante la negligente respuesta de sus responsables.

De hecho, según ha informado la consejera de Asuntos Sociales, Fina Santiago, el gobierno balear ha despedido a cinco empleados por "conductas sexuales inapropiadas" en centros socioeducativos con menores entre los años 2016 y 2019.

Se trata de 3 centros dos de régimen cerrado Es Pinaret, Es Fusteret y Es Mussol, que es de régimen semiabierto, donde residen en torno a un centenar de jóvenes de entre 14 y 18 años que han cometido algún delito.

Además, ha especificado que en ninguno de los casos hubo "relaciones sexuales entre el trabajador y el joven" y ha concretado que "uno de los despidos tuvo lugar en 2016, dos en 2018 y otros dos en 2019".

Sin embargo, estos son solo los datos de los despedidos por el gobierno, pero según los detalles que se han ido conociendo desde que estalló la noticia, todo apunta a que este asunto no es más que la prueba de que en los centros de menores de las islas no se atendía con la responsabilidad necesaria a los jóvenes que allí residen.

 De hecho, existirían más denuncias de fugas de internos como la de la niña de tan solo 13 años a la que presuntamente violaron en grupo y que supuso el inicio de la investigación por parte de la Policía Nacional y que llevó a la detención de siete menores y un joven de 19 años.

Al parecer, las menores son captadas por chicos, algunos también menores, para que salgan a escondidas del centro y así mantener relaciones sexuales a cambio de dinero o drogas.

Así pues, este turbio entramado salpica de lleno al Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales que ya ha admitido que tiene constancia de 16 casos de explotación sexual infantil entre los menores que la entidad tiene alojados en alguno de sus 30 centros, ya sean propios o concertados. Las víctimas son 15 niñas y 1 niño, de los cuales dos residen ya en centros de acogida de la península.

Sin embargo, a pesar de los datos que se han ido conociendo, desde la Unidad de Coordinación de Violencia sobre la Mujer de la Delegación del Gobierno en Baleares se ha negado  la existencia de una red de prostitución en Baleares y ha explicado que, por el contrario, lo que se han detectado son "distintos casos" individuales.

Comenta esta noticia
Update CMP