22 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Las sombras del currículum de dos de los negociadores de Pedro Sánchez

Pedro Sánchez se da un mes de plazo para lograr un pacto.

Pedro Sánchez se da un mes de plazo para lograr un pacto.

El líder del PSOE, que se da un mes de plazo para un acuerdo, se verá este jueves con Albert Rivera y el viernes con Pablo Iglesias. Pero ni uno ni otro le permiten la "bigamia" política.

Cuatro hombres y dos mujeres. Ellos son los elegidos por Pedro Sánchez; el equipo negociador al que se ha encomendado para lograr un pacto que le lleve a La Moncloa y, de paso, le mantenga con vida.

El PSOE ha anunciado este miércoles la composición de ese dream team que trae sorpresas. Dos.

En él estarán Rodolfo Ares y José Enrique Serrano, ambos negociadores natos. El primero, una institución en el socialismo vasco y exconsejero de Interior del Gobierno de Patxi López, fue uno de los hombres que por encargo de José Luis Rodríguez Zapatero negoció con ETA la tregua trampa que saltó por los aires en junio de 2007.

Serrano, por su parte, fue jefe de Gabinete de Felipe González y también de Zapatero. Alérgico a los focos y esquivo con la prensa, con la que nunca ha tenido buena relación, siempre se le ha considerado una especie de Rasputín en el PSOE.

Es un fontanero que se maneja bien por las cañerías políticas, un hueso muy duro de roer que, pese a ello, mantiene buenas relaciones con algunos dirigentes del PP. Entre ellos el director de Gabinete de Mariano Rajoy, Jorge Moragas, y el secretario general del Grupo Parlamentario Popular, José Antonio Bermúdez de Castro

En el equipo de Sánchez figura también el portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, de su máxima confianza. Como también quien fuera su número dos en la candidatura por Madrid, Meritxel Batet, y coordinadora del programa electoral. 

Completan la lista Jordi Sevilla, responsable de su programa económico, y la senadora asturiana María Luisa Carcedo.

Sánchez compareció este miércoles por la mañana en el Congreso tras reunirse con su grupo parlamentario para pedir al resto de partidos que "dejen atrás los vetos y empecemos a hablar de lo que nos une". Precisamente él que no ha querido ni hablar con Rajoy.

Asimismo comunicó que este mismo jueves se verá con Albert Rivera y el viernes con Pablo Iglesias.

Comenta esta noticia
Update CMP