24 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Un momento histórico para Andalucía con impacto en toda España

La caída del régimen en Andalucía es un hito del que deben felicitarse PP, Cs y Vox, sin complejos ante la izquierda y con ganas de extenderlo al conjunto de España.

 

 

Juanma Moreno será el próximo presidente de Andalucía, tras fructificar el doble acuerdo del PP con Cs y Vox que, en la práctica y con distinta parafernalia, consagra el primer ensayo conjunto de todos los partidos a la derecha del PSOE para desalojar a éste y a sus socios del poder.

Algo que estaba justificado en el caso andaluz por el larguísimo periodo de dominio sistémico de los socialistas, convertidos en régimen más que en partido con los excesos que eso comporta. Y algo que estará aún más justificado en el resto de España si con ello se recupera La Moncloa de la doble intervención que, por debilidad de Pedro Sánchez, sufre desde Podemos y el independentismo.

El cambio en Andalucía es histórico, y por ello hay que felicitar especialmente al PP de Casado y de Moreno, capaces de entender lo que estaba en juego y de gestionar este periodo de preacuerdo con discreción y templanza. Y desde luego también a Ciudadanos y a Vox, de Rivera y de Abascal, que más allá de tiranteces y puestas en escena tácticas, a la hora de la verdad han hecho lo que se esperaba de ellos.

Doble acuerdo

Uno implicarse en el Gobierno y facilitar el relevo de Susana Díaz -en parte provocado por su horrible gestión, y en parte damnificada por la política de Sánchez-; y el otro no impedirlo con la altura de miras elemental que se espera de cualquier partido, por nuevo que sea, con ganas de ser tomado en serio.

 

PP, Cs y Vox van a tener que entenderse más en el futuro. Gestionar esa certeza sin complejos ante la izquierda es fundamental para toda España

Ahora, en realidad, empieza lo importante. Desmontar un régimen clientelar de 40 años de vigencia, con la izquierda dispuesta a incendiar las calles y La Moncloa más proclives a aplicar un 155 en Andalucía que en Cataluña; no va a ser tarea sencilla.

Altura de miras

Y requerirá de los tres protagonistas del cambio mucha altura de miras, bastante generosidad y, desde luego, toda la contundencia que la situación requiere. Apartar de la gestión la competición electoral por un nicho sociológico coincidente en parte, es fundamental para que todos obtengan el éxito que por el bien de los andaluces -y los españoles- ojalá logren desde la lealtad recíproca, conscientes de que su ensayo tiene una relevancia nacional enorme.

Porque PP, Cs y Vox van a tener que entenderse en el futuro en múltiples ocasiones, y no sería un buen arranque que se acomplejaran de su primer acuerdo ni que suscribieran las insidias que la izquierda más montaraz, ésa que pacta con Otegi o Puigdemont sin problemas, va a seguir esparciendo. 

Comenta esta noticia
Update CMP