23 de septiembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Un cura columnista desata una pelea monumental entre los digitales religiosos

A Dios rogando y con el mazo dando... a la competencia, porque la que tienen montada Religión Digital, InfoCatólica e InfoVaticana es de aúpa. Y ha salpicado a la Conferencia Episcopal.

Fin de semana movido entre los digitales religiosos. Resulta que el Padre José Antonio Fortea, el de los exorcismos, ha roto con el diario Religión Digital. Hasta aquí nada raro, los columnistas de los medios van y vienen. Lo que pasa es que Fortea se ha marchado proclamando que RD es el diario castellano que más daño hace a la Iglesia católica. Los competidores, InfoVaticana e InfoCatólica, no han podido evitar airear el tema dentro de la gresca entre digitales religiosos que se viene produciendo en la red desde hace años (curiosamente muchos de los primeros espada de InfoVaticana o InfoCatólica provienen de RD, aquí todos conocen a todos).

El pasado enero el director RD, José Manuel Vidal, acusaba sin pelos en la lengua a InfoVaticana y a InfoCatólica de ser medios enemigos del Papa Francisco y, por tanto, de la Iglesia católica. Mientras que estos en no pocas ocasiones han señalado a Vidal y a su medio como anticlericales enemigos de la Iglesia y sus valores y, por tanto también enemigos del Papa Francisco. ¿Quién lo entiende?

Religión Digital –el digital religioso que más tiempo lleva en la red y que más primicias se ha apuntado– fue, ciertamente, un medio que atacó con energía a Rouco y a Martínez Camino y que discrepa abiertamente con muchos principios de la Iglesia como (modelo de familia, la homosexualidad…etc). Pero han apostado por jalear a toda autoridad eclesial que creen que pueda liderar el cambio que desean en la veterana institución. En esa alineación sitúan al actual Papa o al obispo Osoro y presentan como ultras enemigos del Papa a los que consideran que respiran en la dirección contraria como el padre Santiago Martín o el obispo Munilla.

En el lado contrario de este planteamiento estarían Luis Pérez Bustamante (InfoCatólica) o Gabriel Ariza (InfoVaticana), que defienden con entusiasmo a las figuras eclesiales en las que ven una defensa de la permanencia de los valores de siempre en la Iglesia (el citado Munilla o Reig Pla). Y, aunque niegan ser enemigos del actual Papa, advierten contra el peligro de que gestos de este u otros puedan ser malinterpretados y den munición a los enemigos (donde colocan a RD). Cierto es que a algunos de estos grupos se les ha reprochado incluso por parte de dirigentes eclesiales una supuesta pretensión de actuar como “guardianes de la Iglesia’ de manera similar a como se ha acusa a periodistas deportivos de querer tutelar a determinados equipos de fútbol.

La última "pedrada" salpica al Padre Ángel

La última pedrada de InfoVaticana contra RD –gracias a Fortea– es la insinuación de que todo el apoyo que este digital da a la obra del Padre Ángel mientras se mostraba crítico a otras figuras que también ayudaron a los pobres como la Madre Teresa se debía a una supuesta financiación que recibe de este. De ser verdad vendría a significar que, también en este punto, los digitales religiosos se comportan igual que los medios de las demás especialidades.

Lo más llamativo de toda esta gresca es que mientras periodistas religiosos se empeñan en etiquetar obispos como si fueran facciones de un partido político (“revolucionarios renovadores de la Iglesia”, “traidores desviacionistas de la tradición pura”, “temibles inquisidores ultras…”), en el campo de los feligreses parece que persiste el convencimiento de que absolutamente todos los obispos, desde Blázquez a Novell –pasando por el propio Papa- coinciden unánimemente en los mismos principios y valores de la Iglesia de siempre (modelo de familia, defensa a la dignidad de todas las personas, derecho a la vida…etc). Valores que -aunque tengan diferentes formas de comunicarlo– todos ellos siguen considerando inamovibles. ¿Cómo es que piensan así estos feligreses? Será que no leen lo suficiente a los digitales religiosos.

Comenta esta noticia