20 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El PP y sus mujeres sufren represalias por el 8-M: las imágenes más impactantes

El escrache a la ministra Dolors Montserrat.

El escrache a la ministra Dolors Montserrat.

La peor parte se la han llevado la ministra de Sanidad e Igualdad y Andrea Levy. La sede del PP en Cádiz ha amanecido con un enorme grafiti. Esto y más por no sumarse a la huelga feminista.

La decisión de las mujeres del PP de no secundar la huelga feminista ha derivado en algunas represalias. Especialmente para la ministra de Sanidad e Igualdad, Dolors Montserrat, víctima de un escrache en Logroño.

La ministra viajó hasta allí para participar en una convención sectorial del PP titulada Mujer e Igualdad. Lo que no sabía es que a las puertas del restaurante en que se celebraba la esperaban varias decenas de manifestantes. 

Estaban convocadas por la Coordinadora para la Huelga Feminista y gritaban "Vuestras leyes, nuestras muertas" y "No es lo mismo, no es igual, una trabajadora que la puta Montserrat". 

Su portavoz, Estela Pavón, ha explicado: "Estamos aquí porque representantes del Partido Popular están haciendo un acto sobre igualdad, y nos parece absolutamente cínico e hipócrita". Sobre la marcha se les ha unido un grupo de Bomberos del Ayuntamiento de Logroño.

En la otra punta del país, en Cádiz, la sede provincial de los populares ha amanecido teñida de morado y con una enorme pintada en su garaje en la que se leía: "Machistas, fascistas, a la hoguera feminista".

Por su parte la vicesecretaria de Estudios y Programas del PP, Andrea Levy, también ha tenido lo suyo durante un directo en Las Mañanas de Cuatro. 

Levy pensaba que iba a ser entrevistada y se ha topado con una encerrona de Ana García, la representante del Sindicato de Estudiantes, le que le ha espetado: "Hoy luchamos contra las medidas a la que nos condenan políticas como Andrea Levy que viven en barrios muy distintos a los que vivimos el resto de las trabajadoras y que aprueba políticas que nos golpean".

Levy le ha recriminado al presentador, Javier Ruiz, que permitiera algo así: "Yo entro en tu programa encantada pero esto es inadmisible".

Por no hablar de la exdiputada del PP Cayetana Álvarez de Toledo, objeto de un linchamiento en las redes sociales a raíz de publicar este jueves en El Mundo una columna criticando "este nuevo feminismo, agresivo y retro".

Y por preguntarse: "Si no aceptamos que un hombre hable en nuestro nombre por el mero hecho de ser hombre, ¿por qué hemos de aceptar ahora que lo haga una mujer? ¿En razón de qué? ¿De sus ovarios?".

Comenta esta noticia
Update CMP