20 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT
  • Juan de Dios Colmenero

    Atando Cabos

    Actualmente Jefe del Área de Nacional de los Servicios Informativos de Onda Cero Radio, desempeñado su labor como corresponsal político y diplomático. Colaborador y tertuliano en “La noche en 24H” de RTVE.

Rajoy confiesa a Rivera su decisión de ceder el liderazgo del PP

Rivera escucha a Rajoy en una de sus últimas entrevistas en el Congreso

Rivera escucha a Rajoy en una de sus últimas entrevistas en el Congreso

El líder de C's no esperaba que el presidente se sincerara de tal manera. Él mismo reconoce que su etapa al frente del partido va tocando a su fin. Eso sí: quiere una transición tranquila.

Ocurrió en una de las últimas conversaciones antes de la investidura en la que Marino Rajoy se quedó a 6 escaños de conseguir el apoyo de la Cámara. Conversación entre el presidente del Gobierno en funciones y el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, para certificar el apoyo de C´s y preparar la firma de los 150 puntos que suscribieron con el acuerdo con el PP.

Rajoy, empeñado desde el primer momento en alcanzar ese acuerdo y mantenerlo, le dijo a Rivera: "Esto no es una cuestión de personalismos”. Acto seguido le trasladó que el objetivo urgente era evitar la parálisis de España y remató con una confesión que pilló por sorpresa al líder de C´s, según ha sabido ESdiario: "Lo cierto es que yo ya tengo decidido marcharme y tú tienes mucho futuro político por delante”.

En realidad, Mariano Rajoy estaba verbalizando la verdadera hoja de ruta que tiene en mente desde hace ya tiempo. Una transición tranquila en el seno de su partido que pasaba por celebrar el Congreso nacional del PP dos meses después de la formación del gobierno. Con las primeras elecciones en diciembre -la investidura a finales de enero-, el cónclave de los populares estaba pensado para la primavera pasada.

"Tú tienes mucho futuro político por delante", le confesó Rajoy a Rivera

Al igual que en la situación actual. Si hubiera habido gobierno en julio o agosto, el Congreso del PP podría haberse celebrado en el mes de noviembre o diciembre. Un cónclave nacional que serviría para que el presidente del partido dejara paso a otra persona para que se hiciera con las riendas de la formación; o bien directamente como nuevo presidente del partido, o bien como nuevo secretario general, actuando de forma parecida a como lo hizo José María Aznar con él mismo, nombrándole secretario general un año antes de los comicios generales.

Ciudadanos recibió el mensaje y en la formación naranja se cree que las palabras de Rajoy son sinceras. De hecho, desde aquel momento de forma casi definitiva, y no sin discusión interna, la formación de Albert Rivera abandonó el veto personal a Rajoy. Desde C's ya no exigen con vehemencia la cabeza del actual líder del PP. Es más, Rivera ha descartado apuntarse al carro de pedir “cambios de líderes de otros partidos” ante cualquier eventualidad inmediata de que el PSOE exigiera en los próximos días la cabeza de Rajoy para desbloquear la formación de gobierno.

Rajoy cuenta con que Rivera no atenderá los "cantos de sirena" de Sánchez

Y es que el líder de Ciudadanos ha llegado al convencimiento de que no puede “hacerle las primarias a otros partidos”. Se limita a pedir generosidad y altura de miras del PP y del PSOE para desbloquear de una vez por todas las instituciones y que haya gobierno en España.

Los "cantos de sirena" de Sánchez tras el 25-S

En las conversaciones entre PP y Ciudadanos también quedó claro que la formación naranja en ningún caso aceptará los “cantos de sirena” de Pedro Sánchez para buscar un pacto al mismo tiempo entre Podemos y Ciudadanos. Eso es “imposible y nunca será”, afirmaba un miembro de la dirección naranja, quien se atrevía a aventurar que ni siquiera Sánchez será capaz de ofrecérselo a Albert Rivera.

La fórmula de un pacto con el PSOE ya se intentó en la pasada y frustrada legislatura. Y se intentó hasta el último momento que a ese pacto se sumara Podemos con su abstención. Aquello no funcionó con 130 diputados. Mucho menos ahora con los 85 diputados que lidera Sánchez.

El mismo acuerdo pero a la inversa, es decir, que Ciudadanos apoye el acuerdo de PSOE y Podemos, es algo que Albert Rivera garantizó a Rajoy que no se produciría en ningún caso.

Comenta esta noticia
Update CMP