01 de abril de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La afición fuerza un escarmiento a James e Isco por su pasotismo ante el Levante

Las risas y las muestras de cariño dejan patente la buena relación entre ambos jugadores.

Las risas y las muestras de cariño dejan patente la buena relación entre ambos jugadores.

La cantera insufló oxígeno al Real Madrid, que no se podía permitir una nueva derrota. Cristiano y Pepe lo tenían claro y presionaron hasta el final para hacer gala de nuevos tiempos.



El gran señalado del equipo blanco no es otro que Isco Alarcón. A pesar de su mal partido contra el Atlético de Madrid, el técnico Zinedine Zidane volvió a confiar en él cuando su compañero e inseparable James se fue de retirada en el minuto 79 del encuentro. Salió, marcó y no celebró ante el Levante.

El jugador se sabe fuera de la plantilla del Real Madrid y desde Inglaterra llegan informaciones que ponen precio a su traspaso. Según el periódico Daily Mail, el club blanco pedirá 35 millones de euros para facilitar la marcha del internacional. Con esa cantidad, Florentino Pérez recuperaría el dinero invertido en su fichaje y sumaría 2 millones de euros al balance de beneficios. 

Isco y James con un pie fuera por no luchar los balones

El pasotismo del futbolista en el banquillo no pasó desapercibido para el Bernabéu que le acusa de arrastrar al segundo en la lista de negra de la cúpula, James Rodríguez, al camino de la apatía. Alarcón disfrutó del choque como suplente y no prestó mucha atención a la lucha que se vivió en el terreno de juego. Los canteranos Mayoral, Lucas, Casemiro y Nacho respondieron a la petición de Zidane "metiendo pierna" y recorriendo kilómetros. Se convirtieron en la bomba de oxígeno que la afición echa en falta en el jugador. Su inapetencia quedó patente también en el calentamiento donde las confidencias con Jesé llamaron más la atención que sus ejercicios. 

Sin apenas presionar al rival encaró Isco la oportunidad que le brindó el francés para desquitarse de los rumores que apuntan como causa de su apatía las salidas nocturnas en compañía del colombiano James. Parece que la reprimenda del capitán Sergio Ramos tras el derbi tampoco hizo efecto en el dúo que, durante el partido adelantado de Liga contra el Levante, recibió las críticas de la afición en el estadio y en Twitter. A "lo de James", como tituló la red la referencia al madridista, se sumó la poca garra de Isco que no dedicó ni una sonrisa a sus compañeros tras anotar. Los seguidores merengues pidieron una reacción por parte del club y del vestuario ante el bajo nivel que demostraron. 

Cristiano y Pepe espabilan al equipo

Una actitud muy diferente demostraron Cristiano Ronaldo y Pepe durante el encuentro. Los portugueses tuvieron unas palabras tensas a costa de la situación del equipo cuando el Real Madrid iba por delante en el marcador pero los contrarios apretaron. "Así no podemos" fueron las palabras de Pepe para recordar a sus compañeros que no se podían permitir una nueva derrota. El Madrid de Zizou recupera la ilusión a base de dar la cara. El resto del equipo no puede permitir que algunos se la arrebaten. 

Comenta esta noticia
Update CMP