17 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sánchez manda “espías” a actos de Susana Díaz para difundir fotos comprometidas

Pedro Sánchez y Susana Díaz, en un acto electoral en 2016.

Pedro Sánchez y Susana Díaz, en un acto electoral en 2016.

Los emisarios del exsecretario general airean fotografías en las que quieren demostrar el fracaso de su rival y acusan a los medios de manipular las primarias para favorecer a la andaluza.

La guerra es total en el socialismo a menos de dos semanas ya de la batalla por las primarias para coger las riendas de un PSOE ahora en manos de la Gestora. El exsecretario general, Pedro Sánchez, está librando una suerte de “guerra sucia” contra su principal contrincante, Susana Díaz. Según han asegurado a ESdiario fuentes socialistas, una de las principales estrategias de Sánchez para debilitar a su rival tiene mucho que ver con la imagen o, mejor dicho, con minar la imagen de Díaz a base de difundir supuestos pinchazos en actos electorales para trasladar así la idea de que la presidenta de la Junta de Andalucía únicamente cuenta con respaldo “real” en su región.

Para plasmar esa supuesta soledad de la andaluza, en el equipo de Pedro Sánchez así lo creen, los colaboradores del exsecretario general del PSOE se trasladan a los actos de Susana Díaz y se infiltran entre sus seguidores para realizar fotografías enfocadas a magnificar los numerosos huecos y sillas libres, que plasmarían el poco entusiasmo que suscita la candidata más allá de Andalucía. El último ejemplo de ello ha sido con la publicidad del fracaso de Díaz, que califican como "desastre", en  Palma de Mallorca en el Espai Francesc Quetglas donde esperaban un millar de militantes y apenas acudieron, dicen, 200.

Estas fotografías se comparten en las redes sociales y se difunden a y por determinados blogs y corrientes de opinión socialista, espacios en los que se castiga duramente a Susana Díaz con una hilvanado discurso que refuerza esta idea del “pinchazo” de convocatoria de la mayoría de los actos de su rival en la carrera a las primarias del PSOE.

En este sentido, y tal y como aseguran a ESdiario fuentes socialistas, el argumentario difundido por los incondicionales de Pedro Sánchez cumple siempre el mismo guión. En primer lugar se acusa a Díaz y a la Gestora, que dirige Javier Fernández, de presionar a la militancia para conseguir los avales y, en esa misma dirección, inmediatamente después asegurar que esos avalistas finalmente votarán por Sánchez.

El contubernio contra Sánchez

Del mismo modo, acusan a Susana Díaz de manejar medios afines y en este contubernio mediático implican a Televisión Española (TVE), Canal Sur y lo que llaman “duopolio privado”, Mediaset y Atresmedia; medios a los que acusan de “manipular” las imágenes con planos cortos para esconder “los salones vacíos” y los “poco asistentes” a sus actos.  Lógicamente, en sentido contrario, aseguran que los informativos acortan los planos en las informaciones de Pedro Sánchez para ocultar su enorme éxito y poder de convocatoria. Como muestra de ello, el argumentario expone sus 53.000 avales (estos sí sin presiones) y afirman que los grandes medios “han abierto la veda” para atacar a Sánchez.

“La maquinaria del poder está de nuevo en movimiento, con sus dientes de acero y sus ricos mercenarios clamando por su cabeza en los medios, hay mucho dinero institucional y licencias televisivas en juego”, aseguran en uno de los blogs publicitarios de los afines a Sánchez. Es parte de ese argumentario contra quien parece la principal candidata a liderar el PSOE de los próximos años. De Patxi López, de momento, ni una palabra.

Comenta esta noticia
Update CMP