21 de octubre de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT     ADJUNTA AL DIRECTOR ELY DEL VALLE

Setenil de las Bodegas, el pueblo blanco que se esconde entre las rocas

La localidad gaditana se caracteriza por su curiosa arquitectura alrededor de una gran piedra. Su geografía ha provocado que sea uno de los pueblos más curiosos de España.

La pequeña localidad de la provincia de Cádiz, Setenil de las Bodegas, tiene algo muy particular. Una roca que se ha convertido en parte imprescindible de las viviendas. Y es que en esta localidad, se han construido gran parte de sus casas y calles aprovechando la estructura de piedra y el recorrido realizado por el río Guadalporcún.

La villa, situada a algo más de 150 km de la ciudad de Cádiz y en plena ruta de los Pueblos Blancos, vive de su tradición agrícola y del turismo que, atraído por su belleza, aprovecha para visitar la localidad. 

 

A diferencia de otras construcciones andaluzas, en Setenil de las Bodegas no se excava la piedra, sino que se utiliza un tipo de vivienda denominado "abrigo bajo las rocas" aprovechando la roca como pared trasera trasera

Foto: Diputación de Cádiz (fuente Flickr)

 

La historia de la villa dice que nació durante el avance de la corona hacia Granada a principios del siglo XV, y que, años después, se conviertió en la puerta para la reconquista del reino Nazarí. Hoy aún se puede ver esta influencia en el Castillo de Setenil, una fortaleza con cerca de 40 torres y más de 500 metros.

 

Foto: Diputación de Cádiz (fuente Flickr)

Pero lo realmente impresionante cuando se llega a esta localidad son sus calles, sus casas y esa roca que hace tanto de pared, como de paraguas para las terrazas de bares y restaurantes

Foto: Diputación de Cádiz (fuente Flickr)

 

Un lugar en el que perderse y disfrutar de las vistas en el sur de España.

Vídeos relacionados
Comenta esta noticia