01 de junio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sorpresa: Rajoy se salta la línea oficial y abre la puerta a más de un candidato

Rajoy se dirige a la Junta Directiva Nacional del PP.

Rajoy se dirige a la Junta Directiva Nacional del PP.

El presidente convoca el Congreso de su sucesión para los días 20 y 21 de julio. Afirma que no tiene "sucesores ni delfines" y únicamente pide que el partido salga unido de este proceso.

"Ni tutelas ni tutías", proclamó Manuel Fraga en 1990. "Ni sucesores ni delfines", ha dicho este lunes, 28 años después, Mariano Rajoy para dejar meridiamente claro -otra vez- que no tiene intención de intervenir ni interferir en la designación de su sucesor.

El aún presidente de los populares se ha dirigido a los más de 500 cargos que integran la Junta Directiva Nacional del PP para comunicarles que el Congreso extraordinario del que saldrá el nuevo líder de la formación se celebrará los días 20 y 21 de julio en Madrid. El comité organizador del cónclave estará presidido por Luis de Grandes.  

Según Rajoy, cuanto antes mejor, porque "el PP no se puede enredar en un proceso de ensimismamiento". "En septiembre debemos estar en perfecto estado de revista", ha añadido. No en vano el año que viene tocan elecciones municipales y autonómicas y europeas, y casi todas las candidaturas están por configurar. 

Por intuición, información privilegia o simple hipótesis, Rajoy se ha referido a la posibilidad de que haya dos o más candidaturas, pese a los llamamientos del coordinador general, Fernando Martínez Maillo, y del grueso de los barones territoriales para que haya un único candidato. O candidata. 

"Se puede plantear o no una competición natural y sana. Pero al final de este proceso este partido tendrá que estar más unido que hoy", ha asegurado, como también que puede haber "tensiones lógicas" porque es "algo delicado".

Y ha continuado: "Seamos constructivos, éste es un proceso para crecer, sumar. Gane quien gane al día siguiente deberá contar con sus rivales. Gane quien gane vamos a ganar todos", ha resumido.  

Rajoy ha insistido mucho en que no va a influir: "No quiero ni debo designar un sucesor, es una decisión que os corresponde a vosotros. No voy a señalar a nadie ni a vetar a nadie. Ninguna de las personas que pueda optar necesita mi apoyo".

Y ha seguido: "No podría hacer distingos entre unos y otros. Sería cometer una enorme injusticia con todos los demás y no estoy dispuesto a hacerlo".

Tanto al inicio como al término de su discurso, el presidente del PP, que dejará de serlo en poco más de un mes, ha recibido una larga y cerrada ovación de los suyos.

Comenta esta noticia