21 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Misterio en Zarzuela: ¿quién es el nuevo propietario del Palacio de Pedralbes?

¿Por qué nadie sabe quién es el nuevo propietario de la casa de Pedralbes?

¿Por qué nadie sabe quién es el nuevo propietario de la casa de Pedralbes?

Después de la venta del palacete propiedad de los Duques de Palma nada se ha vuelto a saber. La vivienda permanece cerrada, reformada y sin ningún tipo de rendimiento económico.

Ya ha pasado un año, desde que el mal llamado palacete de Pedralbes comprado en 2004, no forma parte del patrimonio de Iñaki Urdangarin y la Infanta Cristina. La mansión de mil metros cuadrados, repartidos entre siete dormitorios, diez baños, cocina, salones y un hermoso jardín con piscina, donde disfrutaban los niños y la mascota de la familia, fue reformada al completo,cambiando ostensiblemente su fisonomía, ante el asombro de los vecinos que vieron como se eliminaron cualquier recuerdo del pasado del palacete por un moderno edificio que se adecuaba mucho más al gusto de sus distinguidos nuevos dueños.

Una venta que fue cerrada finalmente en 6,9 millones, después de estar durante dos años a la venta y hacer una rebaja de casi tres millones de euros. Operación que tuvo que contar con la autorización del juez José Castro y que sirvió no sólo para cancelar la hipoteca sino para consignar en el juzgado por un lado 13,5 millones y, por otro, 2,6 millones correspondientes a Iñaki y a la Infanta Cristina respectivamente, para blindar la fianza sobre la condena de responsabilidad civil que aún pesa sobre el matrimonio.

Una venta que sirvió para cerrar una etapa en el matrimonio y que no estuvo exenta de un inmenso dolor para el ex duque, puesto que el palacete representaba el culmen a su ambición y la demostración pública de que él, era el marido ideal para una hija de rey puesto que le podía seguir ofreciendo una vida acorde al status social a la que su mujer estaba acostumbrada, y de cara a sus padres, hermanos y antiguos amigos de su infancia, la realización de que a pesar de haber sido un muy mal estudiante, se había convertido en un reconocido ¿consultor deportivo?

La transacción se realizó en las dependencias de CaixaBank, la misma entidad en la que hasta hace unos meses trabajaba la hermana del rey Felipe VI, para mantener el anonimato de su comprado. Tan sólo se supo que el nuevo propietario -y dueño de los 6,9 millones de euros más el 10% de la venta correspondientes para abonar los impuestos- es una persona que lleva años afincado en la Ciudad Condal, pero que no es de Barcelona, y que el encargado de hacer la transacción fue un abogado de Barcelona, todo ello para mantener la privacidad del ya propietario.

Y es aquí donde surge la duda, porque un año después de la compra, todo sigue igual. Los únicos habitantes de la mansión son las plantas que han invadido el cuidado césped y las plantas trepadoras que van adueñándose del terreno. Nadie vela por el cuidado del que fuera la joya de la corona del matrimonio, todo permanece cerrado a cal y canto, con los grandes ventanales cerrados para proteger el suelo de los rayos de sol que curioseaban las estancias ducales adentrándose e iluminando de luz y calor los grandes salones.

Desde entonces nadie se ha acercado, ni nadie ha sido visto en los alrededores que hicieran sospechar la presencia del nuevo propietario. Y es aquí donde se alimenta el misterio alrededor de la compra-venta. ¿Quién es esa persona que puede realizar semejante desembolso económico para tenerlo cerrado?, ¿puede alguien comprar una mansión y no sacarle un rendimiento económico?, ¿qué fortuna puede soportar invertir en un patrimonio inmobiliario y tenerlo parado?, ¿puede tratarse de una venta ficticia?. ¿Es realmente un comprador privado o es una empresa amiga la que se ha hecho cargo de la compra para que no caigan en terceras personas?

Son demasiadas preguntas que, por el momento, no tienen respuesta, quizás ese comprador misterioso esté valorando alquilársela a sus antiguos dueños una vez se aclare el futuro más inmediato de Iñaki Urdangarin, ex Duque de Palma.

Comenta esta noticia
Update CMP