05 de junio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sánchez usa una maniobra de distracción para huir del delcygate en el Senado

Pedro Sánchez al inicio de la sesión de control al Gobierno en el Senado.

Pedro Sánchez al inicio de la sesión de control al Gobierno en el Senado.

La sombra de la reunión entre Ábalos y la vicepresidenta de Venezuela ha perseguido al presidente hasta la Cámara Alta. "No me parece medio normal la pregunta", ha replicado al PP.

No hay manera parlamentaria de que el Gobierno explique qué vino a hacer Delcy Rodríguez a España y de qué hablaron la vicepresidenta de Venezuela y José Luis Ábalos en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid Barajas. 

El PP, como también Vox y Cs, llevaron el turbio asunto a las primeras dos sesiones de control al Ejecutivo en el Congreso y se toparon contra un muro; y este martes ocurrió lo mismo en el Senado. 

Se celebraba en la Cámara Alta la primera sesión de control al Gobierno con presencia de Pedro Sánchez. La pregunta del portavoz del PP, Javier Maroto, era precisamente sobre el llamado delcygate. Pero el presidente del Ejecutivo volvió a despejar balones. 

Sánchez empezó por alabar el "buen juicio" que tuvo su ministro de Fomento evitando, según él, una "crisis diplomática". Nada nuevo. Y después tiró de retranca para reprochar al PP y en concreto a Maroto que malgaste la primera sesión de control en Venezuela; en vez de preguntar, dado que el portavoz del PP en el Senado se ha empadronado en un pequeño municipio de Segovia, por los planes del Gobierno para la industria de Castilla y León o por la negociación de los fondos de cohesión y de la PAC en la UE. "No me parece medio normal la pregunta, hay mil cosas que podría preguntar", señaló el socialista.

"Me pregunto si este cambio de domicilio a usted le ha sentado bien", ironizó. Al tiempo que afirmó que cuando se enteró de que Maroto cambiaba Vitoria por Segovia no hizo caso de las malas lenguas que hablaban de que lo había hecho para poder ser senador sin haber obtenido escaño, sino como "un gesto sincero, como un compromiso con una tierra en la que existe el declive demográfico", continuó con sorna. 

El portavoz de los populares, por su parte, le espetó que la mentira "es la peor cualidad de cualquier político, peor incluso que la ineficacia". Y le preguntó si acaso Pablo Iglesias y José Luis Rodríguez Zapatero le han convencido de que Nicolás Maduro es "un demócrata".

 

Comenta esta noticia