18 de julio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Suzuki Jimny, un rara avis adorable

El último lanzamiento de la marca japonesa ha roto moldes y los clientes se pelean por hacerse con uno. En Japón la lista de espera supera el año y aquí los concesionarios suspiran por uno.

La principal consecuencia de esta fenomenal acogida que ha tenido el pequeño todoterreno de la casa nipona, un 4x4 de verdad que no le teme a nada a la hora de circular fuera del asfalto, nos la contaba Juan López Frade, el presidente de Suzuki Ibérica en la presentación nacional a la que hemos acudido esta semana para ponernos a sus mandos, no va a tener ningún tipo de descuento. Eso en un escenario como el actual es mucho decir. Su precio parte de los 17.000 euros

Y es que la realidad es que ya casi no quedan unidades a la venta de la cuarta generación del vehículo de moda. Ante el éxito que está teniendo en Japón este modelo, la dirección de la marca nipona estableció que en el presente ejercicio fiscal -comenzó en abril de este año y acaba en marzo de 2019- solo se exportasen 400 unidades a la Península Ibérica. Y son muy pocas.

Por ello, los que quieran hacerse con una unidad de este icónico 4x4 -la primera generación se lanzó hace 50 años y desde entonces acumula vendidas en todo el mundo 2.850.000 unidades- deberán esperar hasta abril de 2019. En Japón la lista de espera es actualmente de un año. Esto va impedir que Suzuki logre vender en España este año las 1.300 unidades que consiguió en 2017 con la tercera generación del Jimny, ha reconocido Frade.

Una vez a los mandos comprobamos que donde más mejora el nuevo Jimny es en comportamiento en carretera. Ha aumentado mucho su confort de marcha (los 8 silentblocks del chasis tienen mucho que ver) y el nuevo motor es capaz de que el pequeño Suzuki viaje sin complejos por cualquier autovía. A pesar de ello no pierde ni un ápice de sus aptitudes camperas, con 21cm de altura libre al suelo, 1 más, unos ángulos para hacer diabluras y una reductora como mandan los cánones.

El nuevo Jimny se ha puesto a la venta con tres acabados JX (17.000 euros), JLX (18.795 euros, que ascienden a 20.560 si se quiere con caja automática de 4 velocidades) y la más equipada Mode 3 (20.820). Desde el acabado de acceso JX son de serie los faros automáticos, las luces diurnas, el volante multifunción, la dirección asistida, el aire acondicionado, equipo de música, control de velocidad, 6 airbag, anclaje isofix en las dos plazas traseras, ABS, ESP, control de retención y de descenso en pendientes, asistente de frenada y control de presión de neumáticos.

La terminación JLX -es la única que se puede elegir con caja automática- añade cierre centralizado, faros antiniebla delanteros, retrovisores ajustables eléctricamente, elevalunas eléctricos, apertura remota de puertas y pantalla táctil de siete pulgadas con navegador. La Mode 3 incluye además climatizador automático, volante de cuero, retrovisores calefactados, cristales tintados, limpiafaros, luces Led y llantas de aleación de 15 pulgadas. El Jimny es el primer Suzuki con reconocimiento de señales de tráfico, control predictivo de la frenada y alerta de cambio de carril, ha recordado Frade. También es la primera vez que un Jimny cuenta con 5 años de garantía.

Comenta esta noticia
Update CMP