17 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Se cumple el peor de los temores en la crisis de la listeria, que ya es nacional

María Luisa Carcedo, ministra de Sanidad en funciones

María Luisa Carcedo, ministra de Sanidad en funciones

Un error cometido por el Ayuntamiento de Sevilla, gobernado por el PSOE, demoró varios días la alerta sanitaria por el consumo de carne mechada contaminada.

Este martes se ha cumplido el peor de los temores que tenían las autoridades sanitarias respecto al brote de listeriosis provocado por un lote de carne mechada contaminada de la marca La Mechá: el fallecimiento de una de sus víctimas.

Se trata de una mujer de 90 años que estaba siendo atendida en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla. La paciente murió la pasada noche estaba ingresada con meningoencefalitis en la UCI y pasó a paliativos el pasado viernes, según ha indicado la Consejería de Salud y Familias.

Una crisis de ámbito nacional

La noticia del trágico desenlace llegaba poco después de que la ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en funciones, María Luisa Carcedo, confirmara durante una entrevista en la Cadena SER  que desde el pasado 16 de agosto está decretada la alerta sanitaria a nivel nacional por el brote de listeriosis que se ha registrado en varios puntos de Andalucía por la carne mechada 'La Mechá', y que también se ha extendido a Extremadura, con un caso confirmado y otros cuatro sospechosos. También hay un posible caso en Madrid.

En total, con cifras oficiales, asta el momento, la crisis de la listeriosis afecta a 114 personas, según fuentes sanitarias.

El error garrafal del Ayuntamiento de Sevilla

La crítica política que desató el PSOE en los últimos días contra el Ejecutivo andaluz presidido por el popular Juan Manuel Moreno debido a este brote por el consumo de carne mechada contaminada se ha vuelto en contra de los propios socialistas. Este martes se ha conocido que la Junta de Andalucía reaccionó con diligencia nada más conocer el problema... pero el problema le llegó con cuatro días de retraso por un inconcebible fallo del Gobierno socialista de la capital hispalense: tal y como desvela ABC, sus técnicos de laboratorio tardaron cuatro días en identificar la causa del mal, pese a tener las pruebas cárnicas a su disposición para hacer un análisis rápido.

Fuentes de la Junta de Andalucía confirman a ESdiario que su Consejería actuó con inmediatez nada más conocer las conclusiones, procediendo a identificar y retirar las remesas de un producto de consumo habitual cuyo mal estado ha afectado ya a decenas de personas, entre ellas quince mujeres embarazadas.

 

Comenta esta noticia
Update CMP