17 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El tuit envenenado de Jordi Sevilla contra Sánchez levanta ampollas en Ferraz

Lo que le faltaba al líder socialista es que el exministro le hiciera la campaña al PP y refutara las tesis que defiende Mariano Rajoy en público. Con asesores así, quién necesita enemigos.

El exministro de Administraciones Públicas y asesor económico del PSOE, Jordi Sevilla, ha pedido este miércoles que, para evitar unas terceras elecciones generales, se deje gobernar a aquel candidato que concite un "mayor apoyo parlamentario".

"Para evitar terceras elecciones, si no hay mayorías, debería dejarse gobernar al candidato que consiga mayor apoyo parlamentario", escribió Sevilla en un comentario publicado en su cuenta personal de Twitter que rápidamente comenzaron a mover y compartir por los mares de Internet los seguidores y simpatizantes de Unidos Podemos en un intento de movilizar el voto práctico en contra del PP de Mariano Rajoy. Cabe recordar que este lunes en el debate a cuatro, lo primero que pidió el presidente del Gobierno en funciones a sus oponentes es que dejaran gobernar a la fuerza más votada a partir del 27 de junio. Si se tiene en cuenta que todas las encuestas aseguran que el PP será la fuerza más votada, la polémica estaba servida.

Así las cosas, la afirmación de Sevilla provocó bastante movimiento en la citada red social y se interpretó como una "puñalada trapera" a Pedro Sánchez en su peor momento político, lo que llevó al exministro socialista ha insistir en su idea. "Me preocupan aquellos que critican dejar gobernar al candidato más votado por el Parlamento. ¿Qué quieren? ¿Que gobierne el que menos apoyos reúna?", planteó ante el revuelo organizado.

Ésta es la tesis que el PSOE ha venido defendiendo. De hecho, en la fallida investidura de Sánchez los socialistas insistían en que, gracias al acuerdo suscrito con Ciudadanos, su líder contaba con más apoyos parlamentarios que el del PP, Mariano Rajoy (130 escaños de PSOE y C's frente a los 119 del PP).

Sin embargo, en caso de que el PSOE no llegara a ningún acuerdo con Unidos Podemos tras el 26 de junio, ni reeditara su pacto con Ciudadanos, esta afirmación de Sevilla abre la puerta a una posible abstención del PSOE ante un Gobierno del PP para evitar una hipotética tercera llamada a las urnas.

Y eso pese a que el secretario general de los socialistas siempre ha dejado claro que su partido nunca permitiría la investidura de un candidato 'popular', ni directa (voto a favor) ni indirectamente (mediante la abstención).

Comenta esta noticia
Update CMP