04 de abril de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El primer contagio local por coronavirus destapa fallos de gestión del Gobierno

Los responsables de la Consejería de Salud andaluza.

Los responsables de la Consejería de Salud andaluza.

El paciente de 62 años que ha dado positivo en Sevilla marca un antes y un después: no había viajado a las zonas de riesgo. El protocolo de Sanidad queda superado por la realidad en 24 horas



El salto cualitativo que se temían y esperaban los expertos ya está aquí. La Junta de Andalucía confirmó este miércoles la existencia de un paciente infectado por el Covid-19 que no había viajado previamente a las zonas de riesgo. 

Tiene 62 años, está ingresado en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla y es, al menos que se sepa, el primer ciudadano que se ha contagiado en España. Mientras los nueve anteriores son, lo que se llama, casos importados: gente que había estado en Italia. 

Su aparición ha arrollado al Ministerio de Sanidad. "El protocolo que aprobó el martes ya nació obsoleto", señala un exconsejero de Sanidad con experiencia en gestión de crisis sanitarias a ESdiario. Además alerta de que como las autoridades no tengan la mira más larga en sus previsiones, los protocolos tendrán que ir cambiando "a gran velocidad". 

Lo sucedido es que apenas 24 horas antes de la confirmación de ese infectado sevillano, el martes por la tarde, se produjo una reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud en la que participaron el ministro y las comunidades autónomas. 

De ella salió un protocolo que, solo un día después, ha quedado superado por las circunstancias, evidenciando así que el ministro Salvador Illa y su equipo no lo tienen todo tan controlado como quisieron hacer el martes fotografiándose junto a todos los consejeros de Sanidad. En esa foto, él era de los pocos que no sonreía. Premonitorio. 

El ministro de Sanidad con todos los consejeros del ramo el martes.

 

El protocolo en cuestión actualizaba las zonas de riesgo a: toda China ( y no solo la provincia de Hubei), Corea del Sur, Japón, Singapur, Irán y cuatro regiones del norte de Italia. En concreto Lombardía, Véneto, Piamonte y Emilia Romaña.

Y en él Sanidad daba esta indicación a las autonomías: "Las personas que presenten síntomas y que en los 14 días anteriores hayan estado en alguna de estas zonas de riesgo han de ser consideradas posibles casos y por tanto se deben realizar las pruebas y aplicar los procedimientos correspondientes".

Es decir, centraba los esfuerzos de detección en personas que hubieran viajado a las zonas de riesgo. Pero el enfermo andaluz no lo hizo. Según la Consejería de Salud andaluza, llegó días atrás al hospital con un cuadro de neumonía. Al dar negativo en otro tipo de virus, finalmente se le practicó una prueba del Covid-19 y dio positivo. Entre medias, las autoridades andaluzas reconocieron que el virus ha circulado desde hace días sin ser detectado.

En el protocolo que salió el martes de Sanidad se hablaba a este respecto de analizar "a pacientes con sintomatología respiratoria grave, para los que se hayan descartado otras posibles causas". Hasta ahí. Ahora se están investigando todos sus movimientos de los últimos días para tratar de averiguar cómo y dónde se infectó.  

Los aeropuertos siguen siendo, de momento, del todo permeables. En Menorca, por ejemplo, Comisiones Obreras pidió este miércoles a Aena que haga algo porque el 1 de abril se inician las rutas con Italia de la temporada turística. 

Por ahora el Ministerio ha limitado su actuación a "incrementar la información a los viajeros en puertos y aeropuertos". Y está preparando -que no están aún- folletos informativos para repartir entre el pasaje de los aviones que aterricen en España, con algunas recomendaciones. 

El enfermo de Sevilla lo cambia todo. El Comité de Evaluación y Seguimiento del coronavirus tendrá que reaccionar rápido.

Comenta esta noticia
Update CMP