01 de diciembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

ERC pone se tira al monte aún más: exige que abdique ya el Rey y la amnistía

El Rey, junto a Pedro Sánchez, en la última reunión del Consejo de Seguridad Nacional.

El Rey, junto a Pedro Sánchez, en la última reunión del Consejo de Seguridad Nacional.

La "coalición Frankenstein" comienza a rebelarse ante el Pedro Sánchez más grogui de los últimos años. Y uno de sus socios de referencia ha decidido cruzar todas las líneas rojas.

Dime con quién andas... En el PSOE comienzan a descubrir el destrozo por las amistades peligrosas que su líder ha cultivado para aferrarse al poder a cualquier precio. Pero nunca antes un socio del Gobierno había llegado tan lejos como para tratar de dinamitar la actual arquitectura constitucional de España.

Lo ha hecho Esquerra, cruzando todas las líneas rojas. Por que el partido de Oriol Junqueras y de Gabriel Rufián ha puesto negro sobre blanco y en sede parlamentaria toda una bomba de relojería contra la Jefatura del Estado: el socio de Sánchez en el Congreso exige que Felipe VI abdique y se vaya ya.

ERC: "Independientemente de la celebración de un referéndum de autodeterminación, consideramos necesaria la abdicación de Felipe VI, una investigación exhaustiva sobre las interferencias políticas y la corrupción de la monarquía borbónica"

ERC exige esta abdicación del Rey "por salud democrática" y también promover una ley de amnistía que incluya la liberación de los dirigentes independentistas encarcelados y el retorno de los que se encuentran en el extranjero, para revertir los efectos y consecuencias de la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña.

"Independientemente de la celebración de un referéndum de autodeterminación en Cataluña, por salud democrática, consideramos necesaria la abdicación de Felipe VI, una investigación exhaustiva sobre las interferencias políticas y la corrupción de la monarquía borbónica" y un referéndum sobre el modelo de Estado, destaca en sus conclusiones de la comisión de investigación del Parlament sobre el 155, que los de Oriol Junqueras ha registrado este mismo martes.

Considera que no se puede consolidar una democracia de calidad hasta que se produzca un consentimiento explícito en la elección del jefe de Estado, y que Felipe VI hizo una intervención el 3 de octubre de 2017 "abandonando completamente la máscara de neutralidad con la que se había justificado la monarquía", según estas conclusiones registradas en el Parlament.

 

Delegaciones oficiales del PSOE y ERC negociando la investidura de Pedro Sánchez.

 

ERC asegura que la aplicación del artículo 155 implicó una vulneración de derechos que "no se podrá reconducir si no es con una ley de amnistía en la que el Estado reconozca sus abusos y repare a las víctimas", incluyendo la liberación de los dirigentes independentistas presos, el retorno de los que están en el extranjero y la absolución de encausados.

"La amnistía es el único mecanismo legal que permite la transición de una situación de excepción y persecución penal a una situación de diálogo y de democracia" y representa un mecanismo de reparación colectiva, y avisa de que la amnistía no es un objetivo, sino un prerequisito para la resolución del conflicto.

Los republicanos creen que el principal actor político en la aplicación del artículo 155 fue el Gobierno central, aunque señalan que el papel del Rey Felipe también fue clave, así como otros partidos políticos: el PSOE es "plenamente corresponsable de la aplicación y gestión del 155", y la complicidad del PSC, PP y Cs en Cataluña fue imprescindible, según ERC.

El socio de Sánchez acusa al Estado de haber usado herramientas "de forma chapucera, demofóbica y reaccionaria", y de haber aplicado el 155 para que los partidos independentistas dejaran de gobernar las instituciones catalanas, cuando cree que la única garantía para reconocer la democracia territorial es el reconocimiento del ejercicio del derecho a la autodeterminación.

 

Comenta esta noticia
Update CMP