15 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Éste es el cruel terrorista que encabeza la huelga en una Cataluña secuestrada

Sastre, a la izquierda, asesinó de forma cruel a Bultó, a la derecha

Sastre, a la izquierda, asesinó de forma cruel a Bultó, a la derecha

La coacción en Cataluña alcanza este viernes el clímax con un paro impuesto por el independentismo y un cabecilla siniestro con un currículo de sangre y dolor. Es éste.

La ley no avala huelgas generales convocadas por razones políticas, pero en eso también Cataluña es una excepción y padecerá este viernes un paro impuesto que no deja alternativas: con al menos dos autovías ya cerradas, en Gerona y Lérida,  la actividad quedará paralizada tras cuatro noches de altercados violentos que no parecen efímeros.

¿Pero quién es el cabecilla de la llamada "vaga general"? Técnicamente, la Intersindical Alternativa de Catalunya, un sindicato con escasa implantación real pero mucha ascendencia en el independentismo, del que intenta ser su brazo "laboral" para completar la estructura "civil" soberanista, calcada en tantas cosas al mundo abertzale del País Vasco en los 90, poblado de entidades que cubrían todos los nichos sociales para reforzar el mensaje de Batasuna.

 

 

Y al frente de ello aparece un personaje cruel, con un pasado de sangre y ferocidad marcado por uno de los atentados más terribles que nunca se han cometido en Europa. Se llama Carles Sastre, y bajo su apariencia de catalán cercano ya la jubilación esconde a un radical tremendo.

El comando de Sastre adosó una bomba al pecho del empresario y le hizo saltar por los aires sin piedad

Nacido en Hospitalet en 1955, Sastre ha pasado por todos los grupos terroristas nacidos en Cataluña hasta convertirse en el patrón del sindicato soberanista, dejando tras de sí un reguero de sangre que solo en una ocasión le llevó a la cárcel.

El mismo que este viernes clamará por la democracia y la libertad fue condenado en 1985 a 48 años de cárcel como coautor del asesinato de José María Bultó Marqués, propietario entre otras firmas de la célebre Bultaco, mito del mundo de las motos españolas hasta la década de los 90. Su ejecución fue más propia del yihadismo moderno.

 

 

Sus asesinos le pusieron una bomba en el pecho bajo amenaza de activarla si no pagaba 500 millones de pesetas. El empresario se negó, se recluyó en su casa en Pedralbes buscando una alternativa y, cuando decidió acudir a Comisaría para buscar ayuda, estalló con el artefacto detonado a distancia.  Corría el año 1977.

Más crímenes

La Audiencia Nacional consideró probada la participación de Marqués en la preparación y ejecución del crimen, en un comando compuesto por cinco personas que también incluyó a los asesinos del exalcalde de Barcelona Joaquín Viola, y de su esposa, en otra bárbara acción en 1978: tres personas irrumpieron en su domicilio, retuvieron a la pareja, exigieron un botín y, al no lograr nada, detonaron otro explosivo que mató a ambos y decapitó al político.

Ésos eran los socios y amigos del responsable de la "huelga de país" que va a parar a la fuerza Cataluña. Se llama Carles Sastre, militante de Terra Lliure y otras marcas siniestras, condenado por asesinato y presentado como "preso político" por TV3

Comenta esta noticia
Update CMP