27 de octubre de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La presentadora Nuria Marín se cansa y pierde la paciencia: "¡Estoy harta!"

Nuria Marín está un poco harta de que los concursantes le discutan todo.

Nuria Marín está un poco harta de que los concursantes le discutan todo.

Va ganando terreno poco a poco en los diferentes programas de Telecinco pero parece que no todo el mundo le toma tan en serio como debería o al menos como ella cree que deberían.

Este domingo de La Casa Fuerte hubo muchas cosas aparte de la sonada bronca entre Christofer y Fani... Por ejemplo, los residentes se enfrentaron a una nueva prueba para conservar su puesto en la casa y sus cajas fuertes.

El juego era sencillo: debían realizar un circuito (tan solo vestidos con un bañador y unos gorros de pingüino) llevando un cubo de agua fría que debían arrojar a su pareja al final del recorrido. Los que acumulasen más cantidad de agua se librarían del asalto.

Antes de comenzar el juego Nuria Marín quiso hacer una aclaración respecto al agua que se iba a usar en la mecánica del juego. Se trata de agua no potable que se usa habitualmente para regar el césped sobre el que estaban los concursantes: "No se va a malgastar nada de agua, vamos a regar el jardín gracias a este juego".

Los concursantes corrieron con su cubo de agua vestidos con pingüinos intentando llenar su cubo lo máximo posible. El juego se disputó con normalidad y con máxima intensidad a la hora del recuento final: "Escurre al máximo, que no se pierda ni una gota", pedía Fani a Christofer al echar el agua en el medidor.


Oriana e Iván ganaron con una diferencia abismal. Sin embargo, el cubo de María Jesús y Juani estaba muy igualado con el de Fani y Christofer. "Ambos tienen 4 litros, vamos a esperar a que se estabilice pero diría que el de Juani y María Jesús tiene más", vaticinaba Nuria Marín.

La presentadora lo dio todo para intentar ver quién ganaba por milímetros: "¡Si hace falta me pongo a cuatro patas! Creo que ya tengo claro quién es el ganador. En el caso de María Jesús y Juani el agua llega a la línea de 4 litros, en cambio en el de Fani y Christofer falta un poquito para ello", indicó.

Nuria anunció el veredicto: "¡Fani y Christofer han perdido así que se someten al asalto!". "No estoy de acuerdo. No está por debajo", clamaron ambos a la vez.

"Está claro. Podemos discutirlo lo que queráis. Fani como veis es una persona muy confiada", dijo Nuria al ver que Fani no dejaba de examinar el medidor. "Vamos a pedir que venga un notario o alguien de dirección", aseguró entre risas, "creo que está claro pero como no confían en mi palabra vamos a verificarlo".

Tras las comprobaciones Nuria quiso dejar claro a los concursantes: "Respeto que Fani tenga dudas pero estoy harta de que me discutáis siempre las cosas. Aquí soy la sheriff del condado. Si yo digo que es así, es así, es que hay un número. He decidido que venga alguien de dirección a comprobarlo porque entiendo que es un juego de vital importancia y que os jugáis mucho. Pero por favor dejad de cuestionarlo todo todo el tiempo".

Diferencias de criterio y cabreo de la presentadora que se tradujeron, un domingo más en el liderzgo nocturno de Telecinco con un 15.6% y 1.599.000 espectadores, y eso que La Casa Fuerte dominical hizo su mínimo de temporada.

Sin embargo, los competidores no lograron alcanzar a la de Mediaset y la que más se acercó fue Antena 3 con la película Parker y un 10.4% y 1.289.000.

Comenta esta noticia