18 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Iglesias conspira contra Teresa y Kichi aterrado por un hundimiento en Andalucía

Los pablistas andaluces exigen presentarse con la marca Podemos y no Adelante Andalucía y que se suspenda la Conferencia Política que apadrinan los Anticapitalistas.

Pablo Iglesias toca a rebato a sus fieles. Confirmada la repetición electoral, comienza el temblor de piernas en la cúpula morada. Retumban las últimas encuestas, los críticos y purgados por el líder afilan los cuchillos y se busca una cierta unidad de las corrientes para evitar el hundimiento definitivo tras los avisos del 28-A y el 26-M.

Por eso, el pablismo ha puesto en el minuto uno su mirada en una comunidad estratégica para el 10-N, Andalucía. Por los numerosos escaños en juego, por las siembre buenas perspectivas electorales del PSOE y por que allí está el cuartel general de los rebeldes contra Iglesias, los anticapitalistas de Teresa Rodríguez y el alcalde de Cádiz, José María González Kichi.

Iglesias ha movido ficha moviendo a sus afines en territorio hostil. Los militantes de Podemos Andalucía firmantes del manifiesto 'Sí, Podemos-Andalucía en Movimiento', críticos con la dirección de Teresa Rodríguez, han reclamado este miércoles, ante la previsible repetición electoral, que el partido apoye "de forma unitaria" a Unidas Podemos de cara al 10N y se descarte concurrir como Adelante Andalucía, así como que la Conferencia Política prevista para octubre se posponga hasta después de la cita con las urnas.

En un comunicado, esta corriente ha llamado a la dirección de Podemos Andalucía a actuar "con responsabilidad y unidad" frente a las elecciones generales, toda vez que le insta a desconvocar la Conferencia Política "y poner en marcha los mecanismos de coordinación para afrontar los próximos comicios electorales".

Tras criticar la "irresponsabilidad" del PSOE por la nueva convocatoria electoral, defienden la suspensión de dicha Conferencia apadrinada por el sector enfrentado a Iglesias, "llena de irregularidades e imprecisiones", y que el partido en Andalucía "se ponga manos a la obra" pues ahora "toca salir a dar respuestas de manera cohesionada a quienes nos votaron el 28A y a quienes pensaron que votando al PSOE le daban una oportunidad al país para tener un gobierno progresista".

Los críticos con Rodríguez y afines a Iglesias reclaman "dejar de lado cualquier rencilla personal y posibles diferencias tácticas", toda vez que comparten "los objetivos y el anhelo de mejorar nuestra sociedad con un nuevo proyecto de país mejor".

A su juicio, "es el momento de actuar de forma unitaria y volcar todos los esfuerzos para que Unidas Podemos obtenga en Andalucía los mejores resultados posibles en las próximas elecciones generales".

Comenta esta noticia
Update CMP