20 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Vox deja en casa de Sánchez una propina que confirma un peligroso "simulacro"

Cuanto más Vox, mejor para Sánchez, concluye Colmenarejo.

Cuanto más Vox, mejor para Sánchez, concluye Colmenarejo.

Juan Pablo Colmenarejo certifica sus peores sospechas y mete miedo en el cuerpo a los votantes españoles ante la que se avecina después del "sablazo" que se puede volver en contra de todos.

Este viernes Juan Pablo Colmenarejo concluye la semana algo desalentado al confirmar que cada vez con más frecuencia, "España demuestra que no es país sino un simulacro". En su columna de VozPópuli, reflexiona que "desde que terminó el estado de alarma hemos entrado en una fase todavía más incierta porque ni sabemos lo que nos está pasando ni por qué" y el "presidente del Gobierno se ha lavado las manos y se dedica a dar vueltas al ruedo, de ovación en ovación".

De hecho, se pregunta si las risas del grupo parlamentario socialista tras el sablazo europeo que acaban de dar, no acaban en llanto cuando tengan que "votar unos presupuestos que nada tengan que ver con la fiesta del gasto y de la deuda".

Y es que el periodista está convencido de que "este choteo que se traen dando palmas con los dineros de los demás no nos va a salir gratis" pero actuán como si no pasara nada: "Que la realidad no impida el aplauso".

Entre otras cosas, porque "a Sánchez se le ha presentado Vox como a quien le regalan un seguro de vida" y el partido de Santiago Abascal "le ha arreglado el verano, la crisis de la covid y todo lo demás con una moción de censura que solo sirve para calentar a una grada que empieza a volver al PP, a la vista del nublado económico y social que se avecina".

Vamos, que "de propina, Vox le va a dejar en casa, es decir en la Moncloa, durante mucho más tiempo del que el propio presidente del Gobierno podría imaginarse cuando llegó echando a Rajoy de mala manera".

El caso es que "con Vox tiene la cortada perfecta y viceversa. Se necesitan mutuamente para que el PP no pueda ser alternativa", recalca Colmenarejo, para añadir que "al presidente se le hace la boca agua pensando en que el partido de Abascal no baje de los 30 escaños en los próximos años. Tal y como es el reparto en las circunscripciones resulta imposible cualquier otra suma que no pase por él como presidente del Gobierno" y ya solo le falta "pedir a su grupo otro aplauso norcoreano para Vox por el inmenso favor que le están haciendo". 

Y es que "el paro y la crisis económica junto con el desastre de gestion de la Sanidad dejan a España a las puertas de un drama de incalculables consecuencias. Los líderes de Vox se subieron a un autobús sin techo para ondear la bandera como si España hubiera ganado un Mundial mientras seguía el colapso en los hospitales y en las morgues". 

Por eso concluye que "la política espectáculo no va sacar a España del trance. Los datos del paro siguen camuflados en los ERTE mientras en la calle se abre paso una crisis económica que va de boca a oreja". Eso sí, "mientras tanto, Sánchez agradece el aplauso a los suyos y a Vox la moción de censura a favor de su Gobierno y en contra de Pablo Casado". 

Comenta esta noticia