30 de marzo de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Fernando Simón intenta cubrir a Carmen Calvo pero se enreda más

Carmen Calvo.

Carmen Calvo.

Las dudas sobre el estado de salud de la vicepresidenta tras ese primer negativo "no concluyente" que supuestamente dio este martes se acumulan. El malestar en Moncloa, también.



El oscurantismo de La Moncloa en torno a la salud de Carmen Calvo está siendo pasto para las especulaciones. 

La vicepresidenta primera ingresó el domingo por la tarde en la clínica Ruber con una afección respiratoria (en realidad llevaba desde el miércoles sin ser vista), y no fue hasta un día después cuando el Gobierno lo hizo público. 

Otras 24 horas después y tras mucha insistencia de la prensa, este martes por la tarde, la Secretaría de Estado de Comunicación informó de que la número dos de Pedro Sánchez había dado negativo en la prueba del Covid-19. Pero uno muy raro, puesto que añadía: "No se considera concluyente". 

Una anomalía, puesto que quienes han pasado por el tipo de pruebas que hasta ahora se han venido realizando en España (los test de PCR, nada que ver con los test rápidos) saben que el resultado es sí o no. No cabe el "no" no concluyente. 

Igual que hizo la semana pasada con Pablo Iglesias y su cuarentena de quita y pon, Fernando Simón volvió a salir este miércoles al rescate del Ejecutivo y vino a decir que lo de Calvo es una excepción. Pero al hacerlo sembró más dudas sobre su estado. 

"Los test de PCR son muy sensibles, tienen una altísima capacidad de detectar y son muy específicos", empezó diciendo el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias". 

Pero a renglón seguido añadió que puede pasar en "ocasiones" que bien por la "carga viral" del paciente, por su "sistema inmunitario" o por cualquier otro factor personal, "puede haber alguna prueba que dé resultado no positivo siéndolo".

"Es muy poco frecuente, pero hay situaciones que pueden evocar un cuadro médico muy similar. La combinación hace que en algunas ocasiones, rara vez, se pueda dudar del cuadro clínico o de la fiabilidad del test", remachó. 

Moncloa no se ha caracterizado precisamente por su transparencia a la hora de informar sobre la expansión del virus dentro del complejo presidencial, que ha infectado incluso a la mujer de Sánchez y a la madre del presidente. 

De hecho hay malestar entre los trabajadores de Moncloa (no solo hay altos cargos, también asesores, funcionarios, policías, guardias civiles...) porque creen que se les está ocultando el estado real de la situación.  

Comenta esta noticia
Update CMP