30 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Torra planta al Rey en medio de los disturbios en Cataluña contra la Corona

Los Reyes no han estado acompañados por ningún dirigente catalán

Los Reyes no han estado acompañados por ningún dirigente catalán

Los Reyes tenían parada en Cataluña este lunes, pero el presidente de la Generalitat ha preferido no estar presente.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha plantado a los Reyes en su visita a Cataluña, que ha estado marcada por los sabotajes y manifestaciones de grupos independentistas contrarios a la presencia de los monarcas. Felipe VI y Doña Letizia, que están embarcados en una gira por toda la geografía española después del coronavirus, han vuelto a ser víctimas de los ya habituales desplantes del presidente que tampoco ha enviado a ningún miembro de su Gobierno.

Y es que, los Reyes han llegado este lunes al Monasterio de Poblet, en Vimbodí (Tarragona), junto al ministro de Sanidad, Salvador Illa, y la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, que les han acompañado desde el Aeropuerto de Reus. Sin embargo, el presidente Torra no ha viajado a esa localidad para acompañarles.

 Al llegar al monasterio sí que han sido recibidos por el abad, Octavi Vila, y el prior, Rafael Barrué, además del comisario jefe de los Mossos d'Esquadra, Eduard Sallent, mientras grupos de antidisturbios han tenido que controlar una concentración de rechazo en el exterior que ha hecho sonar silbatos y la canción 'Bella Ciao', produciendo un ruido que llegaba hasta el interior del recinto.

La marcha independentista estaba convocada por la ANC, Òmnium Cultural y los Comités de Defensa de la República (CDR), bajo el lema "Cataluña no tiene rey", y ha terminado con cargas policiales y un detenido, en las inmediaciones del monasterio, que han llevado a la exconsejera y eurodiputada de JxCat, Clara Ponsatí, a reclamar la dimisión del consejero de Interior de la Generalitat, Miquel Buch, tildando además, a los Mossos como "fuerzas de ocupación".

 

Pero previamente, a primera hora de este lunes, los sabotajes también han estado presentes para protestar contra la presencia del Monarca. En Gerona, los CDR han quemado neumáticos en las vías del AVE -entre Gerona y Figueras- en protesta por la visita de los Reyes, lo que ha provocado daños en la catenaria y en las instalaciones de fibra óptica.

Por su parte, en el terreno institucional, el desplante de Torra no ha sido el único ataque lanzado contra el Monarca en su visita a Cataluña, ya que también el presidente del Parlament, Roger Torrent, ha señalado en RNE que hay dos componentes muy graves en estos momentos en relación a la Monarquía: "La situación de corrupción asociada a la Familia Real" y el discurso que el Rey Felipe VI pronunció el 3 de octubre de 2017, que ha tachado de escandaloso.

Podemos sigue presionando al Rey 

Junto a él, el secretario primero de la Mesa del Congreso y diputado de En Comú, Gerardo Pisarello ha calificado de "propagandística", la gira que están protagonizando los Reyes por las distintas comunidades autónomas tras el fin del estado de alarma derivado del coronavirus. "Es como intentar tocar baladas en la cubierta del Titanic para conjurar su hundimiento", ha indicado Pisarello.

Y es que, las protestas de los independentistas contra Felipe VI coinciden esta vez con el ataque frontal de la izquierda contra la institución por los escándalos vinculados a Juan Carlos I, ya que mientras desde Moncloa se presiona para que el Rey se distancie de su padre, el sector más radical del Gobierno, encabezado por Podemos ya considera imposible esa disociación.

De hecho, este mismo lunes, el recién nombrado director del Instituto 25 de Mayo del partido morado, Juan Carlos Monedero, ha asegurado que no basta "con que Felipe VI decida distanciarse, porque es Rey porque es hijo". "No puede ser que en la herencia, decida: esto me lo quedo y esto no. Eso es un paquete", ha sentenciado.

Comenta esta noticia
Update CMP