21 de febrero de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Lo que oculta el cortejo entre Díaz e Iceta: el fantasma que acecha a Susana

Iceta y Susana Díaz intentan reconducir la guerra entre el PSC y el PSOE

Iceta y Susana Díaz intentan reconducir la guerra entre el PSC y el PSOE

El acercamiento de la presidenta andaluza al líder de los socialistas catalanes es una buena pista de las intenciones de la "lideresa". Tiene que seducir al PSC si quiere conquistar Ferraz.

Ha sido, en toda regla, un quid pro quo (una cosa por otra). La presidenta andaluza y líder de facto del actual PSOE, Susana Díaz, y el primer secretario el PSC, Miquel Iceta, se han reunido este jueves en Sevilla en un encuentro que, aunque ha generado enorme expectación, se enmarca en la gira que el díscolo dirigente catalán quiere hacer por las más importantes federaciones territoriales del partido hermano.

Según explican fuentes socialistas a ESdiario, Iceta decidió emprender su gira por España tras su reelección como líder del PSC -frente a Nuria Parlón, cortejada en su día por Susana- y una vez que logró del presidente de la gestora, Javier Fernández, una tregua de dos meses frente a los barones que reclamaban mano dura inmediata, tras la rebelión de los siete diputados del PSC que se mantuvieron en el no a Rajoy y desobedeciendo el mandato del Comité Federal del PSOE.

Esta visita de Iceta al cuartel general de Susana Díaz, el llamado a ser la catapulta de la presidenta andaluza en su intento de conquista al trono de Ferraz, llega justo en el momento en que Díaz ha lanzado su primer aviso sobre sus pretensiones: es "compatible" ser presidenta de la Junta de Andalucía con ser secretaria general del PSOE.  "Ya era hora de que se arrancara", ironizaba este jueves una diputada pedrista.

Según distintas fuentes consultadas, Díaz ha puesto en marcha ya su plan para concurrir al próximo congreso, un plan que cuenta además con la complicidad de la gestora. Tanto la lideresa como Javier Fernández dan por hecho que Pedro Sánchez dará la batalla de las primarias.  De hecho, este sábado, el exsecretario general va a presentar su hoja de ruta en su primera visita a una agrupación socialista, la de la localidad valenciana de Xirivella.

El fantasma sobrevuela: el sorpresón del 2000

Pero hay otro fantasma que sobrevuela en las últimas semanas el Palacio de San Telmo -sede de la Presidencia de la Junta-, la posibilidad de que se esté larvando una tercera vía, tal vez la que esté dispuesto a encabezar Patxi López, tal vez la del ignoto tapado, que se ha convertido en los últimos días en una comidilla al alza.

El entorno de la presidenta andaluza se cree seguro de poder derrotar a Sánchez gracias a su poderío orgánico y el de sus barones fieles. Pero teme una batalla de tres y al juego de las traiciones.  Se recuerda estos días lo sucedido en el 35 Congreso, en el que José Bono entró favorito y José Luis Rodríguez Zapatero salió victorioso, como flamante secretario general.

Una victoria, la de Zapatero, en la que el papel del PSC de Pasqual Maragall -junto a un grupo de delegados afines a Alfonso Guerra- fue decisivo para el desenlace final.

Díaz sabe que, a día de hoy, la potente delegación vasca está con Sánchez. Y percibe que, como Bono aquel julio de 2000, ella es ahora la candidata jacobina. La lección: tendrá muy difícil alcanzar la Secretaría General del PSOE si no seduce, al menos, a una parte del PSC.

Iceta ha garantizado la "neutralidad" de su partido pero la lideresa andaluza no se fía. De momento tan sólo se han tanteado.

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP