17 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El PP se harta tras la exculpación del trío de socialistas en el caso Bankia

El exgobernador del Banco de España, Miguel Angel Fernández Ordoñez, llegando a declarar a la Audiencia Nacional.

El exgobernador del Banco de España, Miguel Angel Fernández Ordoñez, llegando a declarar a la Audiencia Nacional.

Se preguntan cómo es posible que el juez Andreu siente en el banquillo a Acebes, que no era consejero cuando la salida a Bolsa, pero no a los responsables de la CNMV y el Banco de España.

Cuando todavía no se han apagado los rescoldos del incendio por la actuación de la Fiscalía en la Operación Lezo, la indignación se extiende en las últimas horas en las filas del PP por un auto que consideran totalmente politizado: el de las imputaciones del caso Bankia, que este jueves suscribió el juez de la Audiencia Nacional, Fernando Andreu.

La insólita resolución procesa al exministro Ángel Acebes, que fue nombrado una semana después de la salida a Bolsa de Bankia -y por tanto no intervino en la operación-, y sin embargo exonera a los principales tres altos cargos del PSOE que debían vigilar esa operación: el exministro Virgilio Zapatero, el entonces gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordoñez; y el que fuera presidente de la Comisión Nacional de Mercados y Valores (CNMV), Julio Segura.

"La salida a bolsa es el primer paso para nacionalizar las pérdidas, algo injusto y contrario a lo que nos pide la norma", advirtió un inspector a Fernández Ordóñez

 

A diferencia de Acebes, Virgilio Zapatero sí que firmó la salida a bolsa de Bankia. La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional decidió ya hace tiempo que no fuera imputado.

El enigma de los tres "pata negra socialistas"

Más sorprendente aún es el caso de los dos altos cargos que el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero sentó en los dos órganos reguladores clave: Miguel Ángel Fernández Ordoñez en el Banco de España y Julio Segura, al frente de la CNMV.

El caso de Ordóñez es más que significativo. Recibió en varias ocasiones varios informes de un miembro del Servicio de Inspección del supervisor bancario en el que se le alertaba de los defectos y del riesgo de la salida a bolsa de Bankia. Se trata de José Antonio Casaus, que trasladó a su jefe este contundente aviso: "Los ingresos serán menores que los costes por mucha cuenta de resultados que pinten con beneficio. Este grupo no es viable".

Y aún fue más allá: "La salida a bolsa con un banco doble (BFA-Bankia) es el primer paso para nacionalizar las pérdidas, algo injusto y contrario a lo que nos pide la norma", le advirtió a Fernández Ordóñez, que ignoró estos mensajes.

Sin embargo, el juez Andreu ha decidido que tampoco tiene culpa ni pena.

Comenta esta noticia
Update CMP