22 de octubre de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Belén Esteban se lanza a la yugular de sus detractores y envía un duro mensaje

El descargo de Belén Esteban

El descargo de Belén Esteban

La rubia llevaba dos semanas desaparecida de la televisión. Se comentó que querían bajarle el sueldo y que estaba en crisis con Miguel. Belén vuelve por sus fueros y marca el terreno.

No ha sido hasta esta semana que Belén Esteban ha vuelto a asomar su rostro por la pequeña pantalla. Llevaba desaparecida desde el 31 de diciembre y empezaba a hablarse de que atravesaba su peor momento. La revista Lecturas publicó que estaba negociando nuevo contrato pero que querían bajarle el sueldo debido a que sus resultados de audiencia no eran los de antaño.

Como se recordará, hace ya tiempo que los belenazos dejaron de funcionar. De hecho, sus últimas intervenciones en el Deluxe no han concitado el interés de antaño, de ahí que haya sido relegada de la primera silla. Sin duda, todo un golpe para la que en tiempos reventaba audímetros. Sin embargo, el  hecho de que ya no pueda hablar de sus diferencias con Jesulín y Campanario, por petición expresa de su hija, ha hecho que su personaje pierda fuelle.

Aprovechando la coyuntura, la Esteban ha hecho una exclusiva para Semana en la que asegura contundente y retadora: “Los que desean mi caída tendrán que esperar”. La rubia afirma que su ausencia de Sálvame se ha debido a problemas de salud: “Me van a poner una bomba de insulina. Es algo normal, mi médico ha decidido ponérmela porque considera que es lo mejor. Es un pequeño dispositivo, como si fuera un móvil, que tengo que llevar siempre conmigo junto a la tripa y que a través de un catéter me irá administrando insulina continuamente”.

Según expresa Belén, la bomba de insulina ha obligado a “hacerme unas pruebas y un cursillo para aprender a utilizar el aparato”. Y en cuanto a las cifras que se han barajado que cobra en televisión, ha sentenciado: "Me da vergüenza que la gente crea que cobro lo que se ha publicado. No es cierto y he pedido que rectifiquen, porque me puede generar problemas muy gordos".

Como no podía ser de otra manera, la colaboradora de Sálvame se ha referido a Toño Sanchís: “Yo gané el juicio, hay una sentencia que me da la razón, él interpuso un recurso y yo pedí la ejecución provisional de la sentencia, que ha sido admitida, por lo que le han embargado la casa y todos los bienes a nombre de su sociedad. Ahora estamos esperando a que el juzgado se pronuncie sobre el recurso que él ha interpuesto”.  

Lejos de pensar en hacer las paces, Belén se muestra contundente al expresar lo que desea ocurra con su ex manager: “No le perdonaré nunca, quiero que se sepa la verdad y que pague por lo que me ha hecho. Yo no he dejado a sus hijos sin casa, ha sido él". Y en relación a Miguel, expresa que están bien pero que la boda todavía queda lejos.

Comenta esta noticia
Update CMP