26 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Brutal repaso de Casado a Sánchez por no defender a "España y la Constitución"

Pablo Casado, este sábado, en Alicante.

Pablo Casado, este sábado, en Alicante.

El líder del PP critica la debilidad del presidente en la cumbre de la UE y le ha afeado su fracaso con el coronavirus, los ataques de Iglesias al Rey y la libertad de los presos del 1-O.

Pablo Casado no se fiaba de la mano tendida del Gobierno cuando, durante el estado de alarma, el presidente Sánchez se mostraba dispuesto a alcanzar acuerdos con el Partido Popular a fin de acometer las políticas necesarias para la recuperación sanitaria, económica y social que requiere la grave crisis que ha provocado la pandemia del coronavirus en España. Pese a ello, los populares insistieron en su oferta de pactos de Estado con el Ejecutivo central.

Sin embargo, el instinto de desconfianza del er del PP era acertado, pues la confesión de Sánchez, el pasado 8 de agosto, en el Corriere della Sera, puso de manifiesto que la mano tendida del presidente era completamente falsa: "Nunca he pensado en llegar a un acuerdo con el PP".

 

Está confirmación de que el presidente del Gobierno no es de fiar, sumada a la incontestable victoria electoral del Alberto Núñez Feijóo en las elecciones gallegas del pasado 12 de julio, ha servido este sábado a Casado para abochornar a Sánchez por algunos de los frentes políticos que tiene abiertos ahora mismo el Ejecutivo.

 

El Gobierno "genera desconfianza" en Europa

El primero de ellos, sin duda, la cumbre de la Unión Europea sobre el reparto de fondos de ayuda para los países más castigados social y económicamente por la pandemia del Covid-19. Unas negociaciones en las que Sánchez acude con sus posiciones debilitadas, en buena parte debido al fracaso de no haber colocado a su vicepresidenta primera, Nadia Calviño, como presidenta del Eurogrupo.

Durante su participación en la clausura del Congreso del PP de Alicante, Casado se ha mostrado pesimista con las gestiones de Sánchez, pues su Gobierno genera "desconfianza" en los socios europeos los incumplimientos en materia de déficit. 

Así, el líder de los Populares ha reclamado al Gobierno "prestigio, solvencia y credibilidad" para que Europa se fíe "de nosotros". Pese a ello, ha comprometido el respaldo de su partido a España en tan "difíciles negociaciones".

Sánchez "no puede lavarse las manos" ante los rebrotes

El coronavirus, más concretamente los rebrotes que están provocando cifras de contagios preocupantes en España, también han servido a Pablo Casado para criticar duramente al Gobierno. 

Pablo Casado, ha considerado que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, "no se puede lavar las manos" con los rebrotes que se están conociendo por coronavirus, porque ha estimado que el Ejecutivo tiene la "obligación" de "coordinar, dirigir y amparar" a las administraciones afectadas.

"Llevamos reclamándolo muchas semanas", ha señalado el presidente del PP, que ha hecho un llamamiento a la "responsabilidad" después de no saber el número de "víctimas", aunque ha hablado de más de 40.000 fallecidos.

Así, se ha preguntado por qué países como Portugal, Alemania o Corea han podido aplicar protocolos de seguridad para la pandemia y España no, y ha afirmado: "Tenemos el Gobierno que peor ha gestionado".

"Por responsabilidad y por patriotismo, no quiero un funeral de Estado más", ha señalado y ha tendido la mano al ejecutivo de Sánchez para un pacto de Estado sobre Sanidad, "pero también investigación de vacunas" y para atender a "los mayores" que hicieron "la transición" o "sobrevivieron a la Guerra Civil".

 

La libertad de los presos del 1-O

"Nos va a tocar un país que reconstruir", ha zanjado sobre este tema el presidente del Partido Popular, que también ha puesto de manifiesto el fracaso del Gobierno en el hecho de que los responsables del golpe de Estado del 1 de octubre de 2017 en Cataluña ya estén disfrutando del tercer grado, teniendo que acudir sólo a prisión de lunes a jueves para dormir.

En este sentido, Casado ha aseverado que "lo mínimo" exigible a un Gobierno es que "defienda la nación a la que representa" de quienes la amenazan.

Casado ha incluido en estas amenazas los ataques de Podemos y, especialmente del vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, a la monarquía. 

Según Casado, Pedro Sánchez  también debería defender al jefe del Estado de "los ataques del vicepresidente" y de sus socios de Gobierno.

 

“La principal obligación del presidente, lo que se jura cuando se jura el cargo, es defender la Constitución y la Nación española. Y eso no lo está haciendo Pedro Sánchez”, ha sentenciado el presidente del PP.

Comenta esta noticia