19 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El escándalo de los puticlubs llega a juicio y da una cura de humildad a Susana

Fernando Villén, el alto cargo de la Junta andaluza de Susana Díaz implicado en el "caso puticlubs".

Fernando Villén, el alto cargo de la Junta andaluza de Susana Díaz implicado en el "caso puticlubs".

El juez dicta el auto para llevar a juicio el "caso Faffe" por el uso en clubs de alterne de tarjetas oficiales de la Junta de Andalucía. Y encarga a un jurado popular dictar el veredicto.

Posiblemente sea el llamado caso Faffe uno de los más paradigmáticos escándalos de corrupción de los muchos que surgieron en Andalucía al calor de cuatro décadas de régimen socialista. El uso de tarjetas de crédito oficiales de la Junta de Andalucía -de uno de sus antiguos chiringuitos- en clubes de alterne llega ahora a juicio para bochorno de un PSOE andaluz en la oposición y de un Pedro Sánchez aupado a La Moncloa a lomos de una supuesta regeneración.

Pero el pasado es un fantasma que a Susana Díaz se le reaparece a menudo y este mismo martes lo ha hecho el caso puticlubs. El juez del Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla ha dictado un auto en el que acuerda transformar en procedimiento para el juicio la causa abierta por la presunta utilización de varias tarjetas bancarias de la Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo para el pago de servicios en distintos locales de alterne de Andalucía.

En esta causa están siendo investigados el que fuera director de la Faffe Fernando José Villén y la directora económica financiera de la citada fundación en el periodo comprendido entre los años 2004 y 2011 Ana Valls. A ambos ha citado el magistrado el 30 de septiembre para que sean juzgados con el tribunal del jurado popular.

En su auto, el magistrado argumenta que los datos aportados a la causa llevan a la conclusión de que el hecho delictivo cometido revestiría los caracteres de un delito continuado de malversación y de un delito continuado de falsedad documental "cuyo conocimiento no vendría atribuido en principio al Tribunal del Jurado pero que por su íntima conexión" con el delito de malversación, que sí le compete al jurado.

 

La líder del PSOE-A, Susana Díaz, en un gesto pensativo.

 

El magistrado relata en la resolución que, según se infiere de las diligencias practicadas hasta el momento, el investigado Fernando José Villén Rueda, "prevaliéndose de su cargo como director técnico" de la Faffe, "habría venido llevando a cabo, de manera continuada, una disposición ilícita de los fondos de dicha entidad pública, desviándolos de su propia finalidad.

"Que no es otra -añade el juez- que el fomento y financiación de actividades relacionadas con la formación de desempleados, utilizándolos para abonar los servicios recibidos en distintos locales de alterne de Sevilla y otras provincias andaluzas que frecuentaba, utilizando para ello las tarjetas bancarias de las que disponía (en total, tres tarjetas de las seis de que disponía como director) contra las cuentas de la referida fundación".

En este sentido, señala que, en total, este alto cargo de la Junta socialista "habría gastado mediante el uso de las tarjetas bancarias de la Faffe un total de 32.566 euros en locales de prostitución, gastos abonados con cargo a los fondos de la Faffe", tras lo que el juez enumera cada uno de los pagos realizados hasta en cinco de estos establecimientos, indicando importes y fechas.

En total, el juez indica que "existen contabilizadas diez operativas de gasto en diferentes locales mediante la utilización" por Villén de dos tarjetas bancarias asociadas a las cuentas de la Faffe, al tiempo que "existen un total de ocho operativas distintas de gastos efectuados a través de las tarjetas asociadas a las cuentas de la Faffe en diferentes establecimientos donde se habría ejercido la prostitución, por un importe total de 17.049 euros".

Comenta esta noticia