01 de junio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Las palabras de Morata sobre el Real Madrid que más han dolido al club merengue

El jugador del Chelsea no hace prisioneros; lo mismo levanta ampollas en el seno del equipo en el que nació como futbolista que lo hace en el del eterno rival colchonero.

El delantero español Álvaro Morata ha explicado que en 2016 volvió al Real Madrid porque "había acuerdos contractuales que debían ser respetados", pero que "la desilusión fue enorme" cuando en el club blanco vio que le trataban "como al niño que era" antes de su primera despedida rumbo a la Juventus.

"Volví al Real Madrid porque había acuerdos contractuales que debían ser respetados. La desilusión fue enorme: volví al punto de partida. Me trataron como al niño que era antes de las dos temporadas en Italia", lamentó en declaraciones a La Gazzetta dello Sport.

Tras un año en el equipo blanco, el internacional español tuvo que volver a hacer las maletas este verano y se decantó por el Chelsea, donde encontró "una serie de situaciones favorables" para continuar su carrera con éxito.

"Lo primero, el entrenador: conocía a Conte y no tuve problemas para entender sus ideas futbolísticas. El segundo es el ambiente: fui muy bien recibido por mis compañeros. La presencia de un núcleo español con Azpilicueta, Alonso, Cesc y Pedro me ha hecho las cosas más fáciles. El tercero es mi esposa Alice Campello, que me ha seguido a Londres", enumeró.

Entre estos factores, no dudó en señalar a Conte, con quien ya coincidió en la Juventus, como el más importante. "Vine aquí porque había un entrenador como él. Empezamos a hablar sobre mi eventual fichaje la primavera pasada y finalmente aterricé en Londres. Es exigente, pero aprovecha al máximo las habilidades de un futbolista. Se nota que respiró el aire de un gran club, primero como jugador y luego como entrenador", alabó a su técnico.

Además, Morata señaló a la Roma como un rival más peligroso que el Atlético de Madrid en la Liga de Campeones, al entender que el equipo italiano tiene "algo más" que el español, y confió en que se arregle la situación política en Cataluña. "Soy español y lamento que la situación haya llegado a este punto. Creo que al final encontraremos la mejor solución: un compromiso que pueda complacer a todos", deseó.

Comenta esta noticia