12 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Carme Chaparro pone la cara colorada a Javier Marías y le deja las cosas claras

Carme Chaparro.

Carme Chaparro.

La presentadora de Cuatro y Telecinco ha estallado contra el escritor, en el ojo del huracán desde hace semanas por sus comentarios machistas, y le ha dedicado un artículo demoledor.

Desde hace semanas Javier Marías tiene revolucionada a la sociedad española con sus artículos y afirmaciones tildadas de machistas que han levantado ampollas en el sector femenino.

Han sido muchas las voces críticas que se han alzado en su contra en artículos y en redes sociales y ahora ha sido la presentadora de informativos de Telecinco y Cuatro Carme Chaparro la ha escrito un post demoledor en Yahoo cantándole las 40 la que está arrasando en Facebook.

Le recuerda Chaparro a Marías que "en tu última columna te lamentas de no poder ver ya en televisión a mujeres estupendas besando a los Dioses -perdón, a los ciclistas- triunfadores de las etapas de la Vuelta a España. Y dices que es por culpa de las feministas –las nuevas monjas reaccionarias, las llamas -nos llamas- en una entrevista-. “Veamos, ¿no es el beso en la mejilla, o en las dos, el saludo habitual entre hombre y mujer en España, incluso entre completos desconocidos, desde hace mucho?”, argumentas". 

En este punto, la presentadora le explica la diferencia: "Sí, claro. Pero el problema es la libertad. Yo beso a quien y donde me da la gana. Quizá hayas percibido, además, que esas mujeres que besan a los campeones -los Dioses que merecen su premio en modo de ofrenda femenina- tienen todas algo en común: jóvenes, bellas, sensuales y sexis. Vestidas además como habitualmente vamos las mujeres a trabajar: lycra comprimiéndonos los pechos, tacones de vértigo y faldas cortísimas. Claro que sí.¿Qué dirían los héroes -y los espectadores- si las que subieran al podio fueran mujeres de, pongamos, cincuenta años, con una talla cuarenta y dos y la cara cuarteada por el esfuerzo de la vida, vestidas con pantalones y camisetas anchas y cómodas? El trabajo lo harían igual. El beso al campeón lo darían igual. Pero, claro, no lucirían tanto. Ellas no importan en tanto a sus capacidades sino a cómo lucen". 

Para Chaparro, "el mito de la libre elección pretende que creamos que las mujeres somos libres para decidir. ¿Lo son esas chicas? Tus méritos como escritor, apabullantes por cierto, no tienen nada que ver con tu físico. Pero los de esas azafatas que besan, sí. Todo se reduce a su aspecto: deseables por el hombre, son el premio al ganador que envidia el resto de la tribu masculina". 

Para finalizar, expresa un deseo: "Ojalá una mujer pueda ir por la calle a las cuatro de la madrugada con escote, minifalda y tacones, y no tener miedo, no sentir pánico, a sufrir una agresión sexual. Pregunta a mujeres de tu entorno. Verás lo que te dicen. ¿Y tú? ¿Has sentido miedo alguna vez caminando solo por la calle, de noche? ¿Has sentido miedo al decirle que no, y que no, y que no, a ese hombre que sigue insistiendo en que te vayas del bar con él, a su casa? ¿Has decidido alguna vez no tomarte otra copa más porque si estás borracho puedes ser una víctima más fácil? A las mujeres les pasa. Nos pasa". 

Comenta esta noticia
Update CMP