27 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El Cascabel de Antonio Jiménez anuncia la querella que más aterra en Moncloa

Antonio Jiménez, en el momento del anuncio

Antonio Jiménez, en el momento del anuncio

El programa de Antonio Jiménez confirma en directo la acción judicial que más puede temer el Gobierno por quién la firma y por lo que contiene. Éstos son los datos.

Al Gobierno se le acumulan acciones judiciales, y no solo políticas, caso de las de VOX. Las que más inquietan tienen la firma de colectivos sanitarios, en defensa de un gremio que simboliza las dudas sobre la gestión de la pandemia desde Moncloa: 46.000 de sus miembros han sido contagiados, con 44 muertes, un triste récord mundial sin parangón en país alguno.

Desde el Satse hasta la federación de Colegios Médicos, con distinta intensidad judicial, han anunciado medidas para aclarar la dimensión del COVID-19 en España y las consecuencias que eventuales errores, negligencias e imprevisiones hayan podido tener en un cuadro demoledor: con 543 muertos por millón de habitantes, solo Bélgica nos supera en mortandad, y tal vez porque el país centroeuropeo incluye en su estadística todos los casos sospechosos.

 

Pero hay una, entre todas ellas, que preocupa especialmente en Moncloa. Y tiene razones para ello, pues la rubrica el CSIF, un sindicato alejado de los dos tradicionales, UGT y CC.OO, que se caracteriza por la elevada penetración en la Administración Pública y la cualificación de sus miembros. Conocen bien las tripas de todo y está compuesto por los mejores profesionales.

Al Supremo

Por eso el anuncio que su presidente hizo en El Cascabel de Antonio Jiménez, en Trece, tiene unas hondas consecuencias: Miguel Borro reveló que han elevado el tono de la denuncia y que, de demanda, pasará a querella criminal. Esto significa que están dispuestos a demostrar las acusaciones que hacen y no a limitarse que la Fiscalía investigue y recabe pruebas si lo estima oportuno.

 

 

"La gente de la Sanidad se lleva contagiando desde el minuto cero. Y en las dos últimas semanas hemos visto cómo se ha exportado material sanitario en el momento en el que aquí era necesario. Y cuando hemos recibido mascarillas, no cumplían los estándares de calidad y cientos de profesionales se han vuelto a infectar. Es terrible".

Salvador Illa tiene razones para estar preocupado. "Hemos añadido todo estos datos y ultimamos la querella ante el Tribunal Supremo contra el Ministro de Sanidad", remató sin temblar.

Comenta esta noticia
Update CMP