03 de agosto de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Delgado se cubre las espaldas y moviliza a cinco fiscales vip para Juan Carlos

La Fiscalía se prepara para una investigació lo más exhaustiva y garantista sobre el Emérito.

La Fiscalía se prepara para una investigació lo más exhaustiva y garantista sobre el Emérito.

La Fiscalía quiere dar a la causa abierta sobre el Emérito las mayores garantías. Y su máximo responsable ha diseñado un dispositivo especializado para un reto sin precedentes.

Nunca había llegado a la Fiscalía General una patata caliente de tales dimensiones. La investigación que se avecina en el Tribunal Supremo sobre las finanzas del Rey Juan Carlos I y sus presuntos cobros relacionados con las obras de la AVE en Arabia Saudí van a ser miradas con lupa. Y, también, sometida al juicio paralelo que Podemos y el resto de los socios de Pedro Sánchez han iniciado ya contra la Corona sin esperar a sentencia alguna.

Así que Dolores Delgado ha decidido cubrirse las espaldas y ha reforzado el equipo de fiscales que investigan al Emérito. A los cuatro fiscales del Supremo especialistas en delitos económicos bajo la dirección del fiscal de Sala Juan Ignacio Campos se suma ahora el personal de Rosa Ana Morán, que dirige la Unidad Especializada en Cooperación Penal Internacional de la Fiscalía General del Estado.

El departamento que dirige la exministra de Justicia subraya que las diligencias de investigación iniciadas por Anticorrución, relativas a la Fase II del denominado AVE del desierto, fueron asumidas hace unas semanas por la Fiscalía del Tribunal Supremo y encomendadas a Campos, fiscal delegado de la especialidad de delitos económicos en el alto tribunal.

Bajo su dirección, colaboran también en la investigación un equipo de tres especialistas: Paloma Iglesias, José Antonio del Cerro y Juan Carlos López Coig. Este equipo cuenta, por el momento, con parte de la investigación remitida por las autoridades suizas por posibles delitos relacionados con un depósito de 100 millones de dólares ingresados en la cuenta de la fundación panameña Lucum, vinculada al padre de Felipe VI.

Se trata de documentos relativos a las declaraciones ante la Fiscalía del país helvético del gestor de cuentas Arturo Fasana, del abogado Dante Canónica y de la que fuera amiga íntima del Monarca Corinna Larsen. La documentación responde a la comisión rogatoria emitida desde España hace ya varios meses solicitando información sobre este asunto, aunque no ha llegado todo lo reclamado.

Por el momento se ha encargado la traducción de estos documentos, que están en francés, y se espera una segunda remesa de papeles cuyo análisis es necesario, según fuentes fiscales, para decidir si el asunto se pone finalmente en manos de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo.

En todo caso, lo que se investigan son posibles conductas cometidas después de la abdicación de Don Juan Carlos, en junio de 2014, relacionadas con el movimiento del dinero y que podrían constituir delitos de blanqueo de capitales y contra la Hacienda Pública. El Ministerio Público también debe valorar el alcance que sobre estos hechos tiene la inviolavilidad de la que disfrutó Juan Carlos I como jefe del Estado.

M.B
Comenta esta noticia