23 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Iberdrola, primera compañía en certificar con AENOR su protocolo frente al COVID

Tras ser la primera multinacional del Ibex 35 en lograr dicho reconocimiento en junio, se amplía ahora a todas sus filiales en el mundo avalando el mantenimiento de la salud y seguridad

Iberdrola es ya la primera compañía que ha logrado certificar a nivel mundial con AENOR su protocolo de actuación frente al COVID-19. De este modo, se extiende a todas las filiales del grupo -Iberdrola España, ScottishPower, Avangrid, Neoenergia, Iberdrola México e Iberdrola Energía Internacional- el reconocimiento que la sociedad holding recibió ya el pasado mes de junio, convirtiéndose entonces en la primera multinacional del Ibex 35 en certificar la excelencia de sus medidas contra la pandemia.

El certificado extendido por AENOR, con fecha del 15 de julio, avala el protocolo de actuación puesto en marcha por Iberdrola para hacer frente a la pandemia del coronavirus, garantizando tanto la seguridad y salud de las personas como el mantenimiento y la calidad del suministro de energía eléctrica.

Así se ponen en valor las más de 150 medidas implantadas por Iberdrola a nivel global para apoyar a todos sus grupos de interés durante la emergencia sanitaria: empleados, proveedores, accionistas y sociedad en general. Para ello, AENOR tiene en cuenta diversos aspectos: gestión de riesgos específicos en la organización, gestión de la salud laboral, buenas prácticas de limpieza e higiene, medidas organizativas, medidas de protección, formación, información y comunicación y gestión de la crisis y continuidad de la operación.

Más de 35.000 empleados en 23 países

En lo referente al negocio del grupo, el certificado ha sido validado también para las actividades de producción, transporte, distribución y comercialización de energía y otras actividades de todas las sociedades del grupo Iberdrola, que actualmente cuenta con más de 35.000 empleados en 23 países.

Entre dichas iniciativas figuran la adquisición y posterior donación de artículos sanitarios de primera necesidad por un importe global de 30 millones de euros o el refuerzo de la red para garantizar el suministro de electricidad en los centros hospitalarios.

Asimismo, por ejemplo, el esfuerzo realizado por Iberdrola para mantener la cadena de suministros operativa, adelantando la adjudicación de pedidos por valor de casi 4.000 millones de euros a más de 10.000 proveedores durante el primer trimestre del año, el doble que en el mismo periodo de 2019.

Iberdrola ha vuelto a poner de manifiesto durante la crisis del COVID-19 su compromiso con el mantenimiento y la creación de empleo de calidad, tras anunciar la contratación de miles de profesionales a lo largo de 2020. Asimismo, la compañía ha compatibilizado desde un primer momento la necesidad de seguir prestando un servicio esencial para la sociedad, como es el del suministro eléctrico, con la de proteger la seguridad y salud de todos y cada uno de sus trabajadores.

Iberdrola, que considera el bienestar del capital humano un pilar estratégico, fue la primera multinacional en obtener, hace menos de un año, el certificado de Empresa Saludable de AENOR para todas las empresas del grupo en los 25 países donde opera.

Comenta esta noticia