23 de abril de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Feijóo tumba al líder de En Marea al revelar lo que hizo mientras Galicia ardía

Alberto Núñez Feijóo, este miércoles en el Parlamento de Galicia.

Alberto Núñez Feijóo, este miércoles en el Parlamento de Galicia.

Los socios de Podemos y el BNG han pinchado en hueso en su intento de encerrona al presidente gallego. La estrategia para convertir la oleada de incendios en un nuevo Prestige era muy burda.

Quisieron convertir la sesión de control al Gobierno de Galicia en una auténtica encerrona al PP por la catástrofe de la oleada de incendios del fin de semana, y los socios gallegos de Podemos, En Marea, junto al BNG, se llevaron un verdadero repaso parlamentario del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, decidido a dar un paso al frente ante el intento de la izquierda radical de convertir la tragedia en los montes en su nuevo Prestige.

Tras un minuto de silencio en homenaje a los cuatro fallecidos por el fuego, la sesión de control al presidente de la Xunta derivó pronto en una bronca fenomenal con dos protagonistas destacados: la portavoz del BNG, Ana Pontón, y el de En Marea, Luis Villares.

Pontón echó en cara a Feijóo su gestión y le acusó del despido masivo de brigadistas forestales. Pero éste replicó afeándole que no condenase "el terrorismo incendiario" y censurando los "bulos" sobre los fuegos. 

"Allá cada uno con su conciencia, pero le pido que no se apunte a ese todo, sea un poco seria y no frivolice con el dolor de los gallegos", enfatizó Feijóo, quien, entre gritos de "¡año 2006!" de la oposición por su actitud cuando gobernaba el bipartito, proclamó que "nunca" diría que un partido "está detrás" de los fuegos.

Feijóo, que advirtió que no permitirá que "nadie desuna al pueblo gallego", se refirió a las concentraciones de Nunca máis lumes, sugiriendo su politización. De hecho, señaló que "no es muy razonable usar a la gente para hacer manifestaciones políticas" y añadió que hubo personas que acudieron y se marcharon tras ver el carácter unas protestas "con banderas de partidos políticos".

¿Dónde estaba Luis Villares?

Pero si la confrontación con Pontón había sido tensa, el momento más bronco del Pleno llegó cuando Luis Villares quiso también preguntar a Feijóo sobre los incendios, un asunto que no estaba en el orden del día dado que el presidente ha pedido una comparecencia monográfica sobre el tema. 

El líder del PP gallego, que criticó que Villares "pregunte dónde estuvo el presidente el domingo", desveló qué hizo el portavoz de En Marea la noche de autos. O mejor dicho qué no hizo: Feijóo llamó por teléfono a todos los de la oposición y no pudo "localizar" a Villares hasta "a la una de la mañana". Hasta esa hora estuvo desaparecido.

"Dónde estaba usted, no lo sé. Pero el Gobierno no estaba de vacaciones. Se puede hacer oposición y ser un poco de persona. Se puede hacer oposición y condenar a los incendiarios terroristas. Si a usted le llega un incendiario acusado por la Guardia Civil y la Policía en su antiguo oficio de juez, ¿qué va a decir? ¿Qué el culpable es el PP o el incendiario que tiene delante?", desarmó el presidente gallego a Villares.

Comenta esta noticia
Update CMP