29 de septiembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Podemos convertirá toda la Universidad en la facultad de Monedero e Iglesias

Pablo Iglesias y Juan Carlos Monedero

Pablo Iglesias y Juan Carlos Monedero

El ministro podemita cuela una reforma en plena pandemia para transformar las facultades en un fortín ideológico del partido: estudies lo que estudies, habrá doctrina.

Podemos nació en la facultad de Políticas de la Universidad Complutense. Eso dice la leyenda, apelando al "fortín revolucionario" que allí se creo por la presencia en las aulas, como profesores, de Pablo Iglesias y de Juan Carlos Monedero. El escrache a Rosa Díez, y luego otro a Felipe González en otra facultad, pone una imagen a esa afirmación.

Y ahora podemos dirige las Universidades de España, desde el ministerio coordinado por Manuel Castells, el profesor designado por Ada Colau y muy del agrado de Pablo Iglesias. Al tomar posesión de un ministerio cuya utilidad dijo desconocer y negar, se ausentó para unas largas vacaciones.

Solo reapareció para insistir, de manera sorprendente, en la escasa utilidad de su cartera, desgajada de otras para dar cabida en el macrogobierno a todas las facciones que llevaron a Pedro Sánchez  a La Moncloa.

 

Pero aunque lo parezca, no está quieto. Tanto que, en plena pandemia y con radares ajenos a todo lo que no sea enfermedad y paro, ha puesto a consulta el borrador del Real Decreto que ordenará el sistema universitario español, marcado por una sorpresa ideológica bien llamativa.

Un polémico decreto

Asi, según el texto ya publicado formalmente, la ideología de género empapará todas las enseñanzas universitarias, con independencia de que sea una Ingeniería de Caminos o Fisoterapia. "cualquier actividad profesional debe realizarse desde el respeto a los derechos fundamentales y de igualdad entre hombres y mujeres, debiendo incluirse, en los planes de estudios, enseñanzas relacionadas con dichos derechos, conforme a las competencias inherentes al título", reza el Decreto al que ha accedido ESdiario.

La idea es "colonizar" la Universidad bajo un prisma aparentemente igualitario que, en la práctica, obligue a los estudiantes de cualquier disciplina a pasar por el "aro doctrinal" de Podemos, experto en extender el proselitismo por las aulas.

Comenta esta noticia