Valencia aplica un proyecto pionero para detectar el Covid-19 en aguas fecales

La Generalitat Valenciana y el Ministerio de Ciencia firman un convenio con la valenciana Global Omnium para aplicar este método de vanguardia en la Comunidad Valenciana

La ciudad de Valencia ha empezado a aplicar ya un proyecto "pionero" para la detección precoz de rastros de coronavirus en aguas residuales, tanto en la entrada de depuradoras como en las alcantarillas, aunque los puntos de muestreo pueden llegar a un detalle de barrio o incluso de edificio. De este modo, se podrá conocer diariamente la evolución de la pandemia de la Covid-19 y ayudar en la toma de decisiones.

El presidente de Global Omnium, Eugenio Calabuig, ha firmado un protocolo de actuación esta mañana con el Ministro de Ciencia, Pedro Duque, y el President de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig para la aplicación de una técnica pionera que contribuirá a diagnosticar de manera temprana la evolución de la enfermedad a través de las aguas residuales, tanto en la entrada de las depuradoras como en las alcantarillas de las ciudades. Su precisión es tal que puede acotar concentraciones de unidades genómicas virus en edificios u hoteles.

El SARS es un una método de vanguardia - validado por el IATA-CSIC- capaz de determinar cuantitativamente el número de unidades genómicas del virus que provoca el COVID 19 presentes por litro de agua y , por tanto, de establecer la curva de la epidemia tras hacer un muestreo de datos y análisis. Su metodología permitirá anticiparse a algunos de los indicadores al uso y cruzar los datos con otros que recaba Sanidad para sumar información y hacer una foto más perfecta de la progresión o del retroceso de la pandemia en tierras valencianas.

Los laboratorios de Global Omnium colaboran desde octubre de 2017 con el CSIC, año en que firmaron un acuerdo para la detección de virus infecciosos en aguas residuales bajo el programa:”Detección de virus infecciosos (NoV GI, NoV GII y HAV) en aguas residuales y regeneradas”. En el proyecto colaboran universidades españolas como la de Valencia o Murcia.

Desde entonces se ha profundizado en la metodología para identificar este tipo de elementos patógenos. Desde que se desató la pandemia, se ha venido realizando un seguimiento de su evolución y ajustando los datos como material de trabajo bajo la premisa de colaborar en las investigaciones que se estaban produciendo. Este método se ha puesto a disposición de la Generalitat Valenciana y se concretó ayer con a firma del protocolo entre el ministro, el presidente de la Generalitat y el presidente de Global Omnium.

Este sistema no pretende sustituir a los test del sistema Sanitario a los enfermos; “es un sistema complementario para acotar las zonas, desde barrios hasta fincas, donde se acumulan más restos genómicos del virus”, ha señalado Eugenio Calabuig. En estos momentos, Global Omnium tiene capacidad para realizar estos muestreos en 50 ciudades, pero en dos semanas lo podrán hacer en más de 300.

El presidente Ximo Puig ha dejado claro que “queremos ser pioneros en la Comunidad Valenciana para implantar este método que nos puede ayudar a ver la evolución del virus en las fases de desescalada, especialmente en las zonas turísticas”.

Gracias a este trabajo y desde hoy mismo, “estamos preparados para activar un Sistema de Alerta Temprana con el que podremos sectorizar y controlar al nivel de detalle que se nos indique la irrupción de nuevos focos del COVID en nuestras ciudades en tiempo real”, según ha señalado Calbuig.

La tecnología

El coronavirus deja un rastro genético (ARN) que se mantiene en el cuerpo de los infectados durante 20 días: “Este ARN es expulsado mediante heces y otros métodos de secreción, con lo que llega a las redes de saneamiento desde el primer día de la infección, aunque el paciente ni siquiera tenga síntomas o sepa que está infectado, es decir, sea asintomático”

Por ello, gracias al sistema desarrollado por Gamaser (Global Omnium) y verificado por el CSIC “podemos monitorizar cómo se está comportando la pandemia a nivel genérico -entradas de Edars- donde vierten zonas de población, y lo que en estos momentos es especialmente relevante: podemos sectorizar y controlar a nivel de pequeñas poblaciones o incluso, a nivel de barrios”, ha destacado.

La apuesta por la innovación realizada por Global Omnium en los últimos años ahora también se revela determinante: “A nuestro big data, desarrollado a través de la plataforma Nexus, podemos integrar -además de los resultados de nuestro Sistema de Alerta- otros parámetros como datos sanitarios, climatológicos o los que se consideren relevantes para monitorizar y discriminar la información relevante en la toma de decisiones”.

Comenta esta noticia