06 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La sonrojante excusa de Ábalos al desprecio de Sánchez a hablar con Casado

El PSOE ya no sabe cómo explicar que haya desechado el diálogo con el PP y recurre a su "limpiador" oficial para intentar explicar a duras penas la decisión de Sánchez.

Ocurrió el mismo domingo 10N, con el escrutinio electoral terminado: Pablo Casado intentó hablar con Pedro Sánchez, pero su llamada se encontró con el silencio. Apenas un Whatsapp rutinario al día siguiente, sin ninguna intención de que abriera un contacto y, mucho menos, una negociación.

El líder socialista tenía otra hoja de ruta, que comenzó con un pacto por la vía urgente con Podemos y el diálogo, aún abierto, con el independentismo. La alternativa de una gran coalición o de un Pacto de Estado -hasta diez le ofreció Casado en la legislatura frustrada- se anegaba antes de hablarse siquiera por decisión de Moncloa unilateral.

Los hechos, sin embargo, parecen no contar en el PSOE, que propaga desde su formidable maquinaria mediática la misma idea que ya triunfó contra Ciudadanos: la culpa es del PP por rechazar un supuesto pacto que, en realidad, jamás se ofreció. 

 

 

Y a ese mantra se ha aferrado el mayor especialista del PSOE en soltar las más inverosímiles excusas cuando vienen curvas, el ministro de Fomento en funciones y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos.

"Escudarse en esa nimiedad simplemente da un síntoma de inmadurez en la que se sitúan líderes de formaciones políticas. Es una excusa muy débil", ha asegurado el dirigente socialista en una entrevista en TVE. A su juicio, no es necesario que Sánchez contacto con Casado porque el líder del PP "hace llamadas públicas de descalificación personal todos los días", en lo que ha considerado que es su "propósito" de bloquear España.

Siempre el mismo pacto

En la práctica, el PSOE ha desechado cualquier alternativa al mismo pacto que ya llevó a Sánchez a Moncloa mediante una moción de censura y, en todos los casos, ha optado por negociar y pactar de uno modo u otro con Podemos y ERC, a los que descalificaba antes de cada cita electoral.

En estos momentos, fuentes socialistas reconocen a ESdiario que las conversaciones con ERC "avanzan", aunque sigue sin poder ponerse una fecha concreta para la investidura, que casi todos posponen ya a enero. Aunque no se descarta una sorpresa y se pone un Día D para despejar el momento exacto: una nueva reunión entre los de Sánchez y los de Junqueras fijada, en principio, para el próximo día 10.

Comenta esta noticia
Update CMP