26 de febrero de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La ministra Montero calcina de golpe la reputación de 112 senadores del PSOE

Imagen del Pleno del Senado celebrado esta semana.

Imagen del Pleno del Senado celebrado esta semana.

El enfrentamiento entre Hacienda y las comunidades se trasladó este miércoles a la Cámara Alta, la de representación territorial, con serios efectos colaterales para los socialistas.

El enfrentamiento por la liquidación del IVA de diciembre de 2017 que mantienen el Ministerio de Hacienda y las comunidades autonómicas rompió este miércoles las costuras del PSOE después de tensionarlas durante semanas.

Se supone que el Senado es una Cámara de representación territorial cuyos miembros han de velar por los intereses de sus respectivos territorios. Pero, pese a ello, los 112 senadores socialistas votaron en contra de una moción del PP instando al Gobierno a proceder al "abono inmediato" de los más de 3.500 millones de euros que debe a las regiones y a las entidades locales y que, según María Jesús Montero, no va a pagar porque ya ha pasado el plazo legal para su reintegro. 

Lo llamativo es que Ferraz impuso la disciplina de voto a sus senadores y mantuvo prietas las filas del grupo parlamentario a sabiendas de que ello suponía desautorizar, a su vez, a varios de sus barones que han iniciado el proceso para demandar las cantidades que se les adeuda. Primero por la vía administrativa; llegado el caso por la judicial. 

Es más. En varios parlamentos autonómicos y en ayuntamientos de toda España, los socialistas han apoyado mociones e iniciativas para esa devolución. Así que el enfado de los barones regionales va en aumento. No se conforman con que, a cambio, el Gobierno les rebaje los objetivos de déficit, como les prometió el viernes.

Para papelón, el que tuvieron que hacer, por ejemplo, los senadores socialistas de Aragón: Antonio José Cosculluela, Gonzalo Palacín, Rosa María Serrano, Miguel Carmelo Dalmau, Víctor Javier Ruiz y Ana Isabel Villar

No en vano, su presidente, José Antonio Lambán, ha anunciado que sigue adelante con su idea de llevar a Hacienda a los tribunales si hace falta para que le integre 80 millones de euros. "Este Gobierno tiene claro que antes que sus intereses partidistas defenderá los intereses de los aragoneses", proclamó este miércoles su consejero de Hacienda, Carlos Pérez Anadón, mientras en la Cámara Alta sus senadores hacían precisamente lo contrario. 

O los del PSOE de Castilla-La Mancha, María Montserrat Muro, Félix Ortega, Riansares Serrano, Rafael Esteban, Carmen Torralba, Alfonso Escudero, Donelia Roldán, Manuel Miranda, Jesús Martín y María del Carmen Mínguez.

También ellos votaron en contra de la devolución inmediata del IVA mientras, en Toledo, el Gobierno de Emiliano García Page pleitea para que el Ministerio le devuelva 135 millones de euros.

Mención especial merece la senadora socialista por Cantabria, Isabel Fernández. El lunes, su partido apoyó en el Parlamento cántabro una proposición no de ley presentada por Cs y aprobada por unanimidad instando a agotar todas las vías -incluida la judicial- para que Hacienda abone a la Comunidad 42 millones de euros. Y dos días después Fernández contradijo al PSOE de Cantabria para obedecer a Ferraz. "No tienen remedio", se lamentó en Twitter el presidente regional, Miguel Ángel Revilla.

Curiosos fueron los argumentos esgrimidos por el portavoz del PSOE, Miguel Ángel Heredia. Pedir ahora esa devolución, según dijo, es "extemporáneo" porque el ejercicio de 2017 ya se liquidó. Eso y que la culpa es de Cristóbal Montoro. Incluso se jactaba después en Twitter de haber tumbado la moción del PP, con la inestimable colaboración de ERC:

 

Pero lo cierto es que la moción del PP, apoyada también por Vox, Cs, UPN y hasta Junts per Catalunya, dejó a los pies de los caballos a los senadores socialistas y a los barones del PSOE.

"No le quieren devolver a la gente lo que es suyo, para gasto en servicios esenciales. Han perdido la vergüenza. ¿Qué piensan los presidentes autonómicos del PSOE?", se preguntaba en las redes sociales el senador del PP canario Sergio Ramos. Pero estos, de momento, se han quedado mudos.

Llueve sobre mojado porque el martes, el Pleno del Congreso también había debatido y votado una iniciativa parecida, aunque más amplia en sus objetivos (pedía además una reforma del sistema de financiación autonómica coincidiendo con los próximos Presupuestos). Y el PSOE hizo lo mismo.

 

Comenta esta noticia
Update CMP