06 de junio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El presidente del Consejo Escolar fue el cerebro de la chapucera LOE de Zapatero

El presidente del Consejo Escolar, Enrique Roca.

El presidente del Consejo Escolar, Enrique Roca.

El órgano asesor del Ministerio de Educación ha intentado tirar por la calle de en medio ante lo que parece la pérdida irremediable del resto del curso, y al hacerlo ha desatado la polémica.

El Consejo Escolar del Estado está en el ojo del huracán después de haber recomendado al Ministerio de Educación que las materias que los alumnos están dando en casa sean evaluables; pero, a su vez, que si las clases no pueden retomarse en lo que queda de curso "la evaluación final negativa y la repetición deben ser realmente extraordinarios". Es decir, que en la medida de que los profesores puedan evitar suspender, lo eviten.  

Ello después de que Italia decretara un aprobado general para todos los alumnos, medida que en España había pedido el Sindicato de Estudiantes pero que de entrada en España queda descartada. En Italia los alumnos están siguiendo sus clases por Internet y aquí, por contra, no hay un protocolo común.

De la Selectividad, por ahora, solo dice que hay que esperar, puesto que las comunidades han dado fechas alternativas, pero a estas alturas del confinamiento aún es imposible saber si podrán mantenerse o no. El debate sigue este miércoles con las consejerías de Educación. 

El Consejo Escolar es el máximo órgano consultivo del Ministerio y, aunque sus recomendaciones no son de obligado cumplimiento, sí suelen respetarse. 

Desde finales de 2018 está presidido por Enrique Roca Cobo, un viejo conocido de la comunidad educativa, que en buena parte se enfrentó a él durante la tramitación de la polémica Ley Orgánica de Educación de José Luis Rodríguez Zapatero, aprobada en mayo de 2006. 

Roca fue el cerebro y coordinador de aquella ley de la ministra María Jesús Sansegundo (ya fallecida) que puso en pie de guerra a no pocas asociaciones de estudiantes, de padres y madres y sindicatos del profesorado.

Entre ellos la Confederación Nacional de Estudiantes,la Confederación Española de Centros de Enseñanza, la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos, la Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y Padres de Alumnos y la Unión Democrática de Alumnos. 

La ley introdujo la asignatura de Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos, materia obligatoria y evaluable. Por contra, eliminaba horas lectivas de Lengua y Literatura y también de Religión. 

Y no menos polémico fue el relajamiento de las exigencias para los alumnos, que podían pasar de curso con varias asignaturas suspensas. 

La ministra fue cesada por Zapatero solo 24 horas después de que LOE fuese aprobada en el Congreso y la comunidad educativa celebró su marcha. Pero el autor intelectual de aquella ley siguió en el Ministerio con su sustituta, Mercedes Cabrera, y a la vuelta del PSOE al Gobierno se convirtió en presidente del Consejo Escolar del Estado.

Comenta esta noticia