26 de abril de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Nierga se compincha con Colau para marginar el español y hacerse la ofendida

Nierga, Puigdemont y Colau en enero de 2017

Nierga, Puigdemont y Colau en enero de 2017

La locutora destapa cómo la alcaldesa de Barcelona maquinó para aislar el español y fabula con un boicot a voces del acto que nadie más vio ni escuchó.

La decisión fue de Ada Colau, y quien la ejecutó fue su amiga Gemma Nierga, lectora del manifiesto del Ayuntamiento de Barcelona que relegó al español a la última intervención y no fue utilizado en las alocuciones de la periodista ni al principio ni al final del acto, todas en catalán pese a que el evento era observado en todo el mundo.

El tratamiento del "castellano" como una lengua más y su marginación en la presentación y el cierre provocó airadas protestas y estupefacción en las redes sociales y en programas como Espejo Público, de Antena 3, en el que varios comentaristas como Antonio Martín Beaumont, Francisco Marhuenda o Antonio Naranjo se percataron del hecho y lo resaltaron.

 

Sin embargo, a Nierga le pareció fatal que se diera importancia a ese hecho, perfectamente calculado por la alcaldesa de Barcelona, e incluso protestó por ello airadamente ante los micrófonos de la edición veraniega de 'El programa de Ana Rosa', en Tele 5, presentado en estas fechas por Ana Terradillos.

 

 

Su insólita queja

Pero lejos de entender que la queja fue mayoritaria y en ámbitos públicos, la exlocutora de la Cadena Ser quiso convertirla en algo folclórica y limitarla a un espectador del acto que, según ella, se indignó y se lo hizo saber allí mismo mientras ella intervenía.

"Desde el escenario, cada vez que yo intervenía, había una persona que gritaba 'dilo en castellano', hay que respetar... hemos decidido darlo en catalán, que es un idioma del Estado, había que respetar la decisión...", dijo solemne la locutora.

 

Además, y en un tono melodramático y pese a que el acto transcurrió sin ningún problema, cargó sorprendentemente contra supuestos boicoteadores del mismo que nadie más vio ni escuchó, achacándoles constantes gritos e incluyéndoles sin decirlo en un supuesto grupo de españolistas.

"Estoy muy triste", señaló en un insólito mensaje que además sirvió para desvelar hasta qué punto Ada Colau fue la responsable de marginar al español en el evento y, tal vez, de mirar para otro lado ante la pancarta vejatoria contra el Rey colgada a la vista de la propia Nierga.

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP