07 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El chanchullo que sirvió para colocar a Corinna salpica al Rey

El balance del negocio de inversión que promovió Don Juan Carlos y en el que se contrató a su amiga le estalla en las manos por sus resultados.

El fichaje del Gutiérrez Mellado de Pablo Iglesias sigue siendo objeto de debate. "Los intentos de Podemos por trasplantar a España el discurso nacionalista de los caudillos populistas de Sudamérica no han cuajado. No se sabe qué quieren decir cuando hablan de patria, como no se entiende que quieran defender la soberanía nacional frente a Bruselas o Berlín, pero no frente al separatismo. Son contradicciones inevitables cuando se bascula entre dos marcos políticos distintos. Y el resultado de las oscilaciones es la confusión. Sí, Iglesias ya tiene su general para ponerle cuerpo a esa patria difusa y confusa que mienta, pero sospecho que no conseguirá por ello más votos de los que va a perder", asegura Cristina Losada en Libertad Digital.

En El Confidencial Digital apuntan que "en las últimas semanas –prácticamente desde que se anunció el fichaje de Zaida Cantera por el PSOE-, altos mandos en la reserva han contactado con el Partido Popular unos, y con Ciudadanos otros, para ofrecerse a ocupar un puesto en las listas".

Y hablando de listas, las del PP también están movidas. "Varias de las circunscripciones de diez o más escaños están dando muchos quebraderos de cabeza al partido. No sólo en Málaga cuecen habas con Celia Villalobos, como ya contó El Semanal Digital. En Valencia el ministro José Manuel García Margallo se empeña en encabezar la candidatura con la oposición frontal del partido provincial y regional. En Barcelona la apuesta por la continuidad de Jorge Fernández Díaz, ya segura, ha provocado oleaje en el PPC. En Sevilla se postula el exalcalde, Juan Ignacio Zoido, pero la sombra deJavier Arenas es alargada. En Murcia hay marejada, aunque la opción con más posibilidades parece la de Teodoro García Ejeda tras la marcha de Vicente Martínez Pujalte. Y en Alicante, donde también se reparten más de diez escaños, se habla de que pudiera aterrizar como cunero el ministro Rafael Catalá", señala Ana I. Martín en El Semanal Digital.

La cuestión de las listas ya ha desatado los primeros títeres en el PP por los ambientes extremeños, según relata Ángel Collado en El Confidencial: "La última escaramuza se registró el miércoles en Extremadura, cuando José Antonio Monago intentó que su antigua vicepresidenta en la Junta, Cristina Teniente, encabezara la lista por Cáceres al Congreso en detrimento del exvicesecretario de Organización del aparato nacional Carlos Floriano". El asunto fue frenado por María Dolores de Cospedal.

Mientras tanto, desde Público su director, Carlos Enrique Bayo, se queja del último sondeo: "El trabajo de campo cuya interpretación hoy difunde el CIS tiene un mes de antigüedad y es manifiestamente obsoleto en la cambiante actualidad política; sus conclusiones se asemejan mucho a las que por aquel entonces se extrapolaban del conjunto de estudios demoscópicos publicados, salvo que incrementan sospechosamente en dos puntos porcentuales (estamos hablando de medio millón de votos válidos) la estimación de cada uno de los dos grandes partidos, reduciendo incluso más (tres puntos) la de los dos outsiders; y dan una imagen fotográfica de que CiudadanosPodemos están tan alejados de PP y PSOE que no tienen ninguna posibilidad".

Atención a lo que publica Daniel Montero en El Español: "El dinero del Fondo Hispano-Saudí, el gran negocio promovido por el rey Juan Carlos y que sirvió para contratar como asesora a Corinna zu Sayn-Wittgenstain (CSW), terminó con los 21 millones aportados por empresas españolas diseminados en paraísos fiscales

El proyecto se anunció en abril de 2006 como una iniciativa pública para promover la inversión española en Arabia Saudí. Y fue presentado por el rey de España de forma oficial un año después, el 16 de abril de 2007, cuando el monarca Abdala Bin Adbelaziz viajó hasta el Palacio de El Pardo. Sin embargo, pese a presentarse por la Casa Real como un proyecto estatal, el negocio no dejó un solo euro en España ni generó puesto de trabajo alguno. No hubo empresas españolas relacionadas con su gestión y los fondos, lejos de terminar en bancos nacionales o gestionados por instituciones públicas, fueron trasladados a diversas sociedades radicadas, entre otros, en el paraíso fiscal de la isla de Guernsey".

 

Comenta esta noticia