| 21 de Noviembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
José Ignacio Munilla, obispo de la Diócesis Orihuela-Alicante
José Ignacio Munilla, obispo de la Diócesis Orihuela-Alicante

“Ni el elogio me conmueve ni la censura me inquieta”,Munilla por Juan R. Jiménez

“Baila como si nadie te estuviese mirando, ama como si nunca te hubiesen herido, trabaja como si no necesitases dinero”. El nuevo obispo lanza un contundente mensaje en su primera homilía

| A. Maestre Edición Alicante

Con el protocolario saludo a las autoridades asistentes a su toma de posesión, el nuevo obispo de la Diócesis Orihuela-Alicante, José Ignacio Munilla, ha ofrecido una interesantísima homilía en su primer discurso en la catedral de Orihuela, donde ha apelado a los valores humanos y a la libertad de expresión. 

 

Munilla se ha mostrado “admirado, impactado y conmovido” al ver la acogida que esta diócesis ha ofrecido al Pastor que llega en nombre de Cristo, y ha confesado estar “muy consciente de esto último, que esta acogida se la hacéis a Cristo, a quien represento ante vosotros el cariño, la ilusión y el sentido de fe con el que la habéis preparado”. 

“Nada me añade el alago y nada me quita el insulto” 

Monseñor Munilla ha comenzado su homilía pidiendo a los asistentes que compartan tres gritos de fe: “Viva Jesús, viva la Madre de Dios, y viva la Faz divina”. 

El obispo de Orihuela-Alicante ha compartido en su discurso un breve mensaje que envió a redes sociales recientemente, en el que expresaba la siguiente tríada: “Baila como si nadie te estuviese mirando, ama como si nunca te hubiesen herido, trabaja como si no necesitases dinero”. En este sentido, el Pastor ha insistido en la necesidad de olvidar los prejuicios y concienciarse de que “lo único importante es la mirada de Dios, las cosas son lo que son para Dios y nada más en última instancia”. Munilla ha insistido en que actuar en conciencia es lo mismo que vivir en presencia de Dios “ya que nuestra conciencia no es otra cosa que la mirada latente de Dios”. Monseñor ha citado al poeta Juan Ramón Jiménez -autor de Platero y yo- en una frase que muestra su declaración de intenciones: “Ni el elogio me conmueve ni la censura me inquieta. Soy como soy, nada me añade el aplauso y nada me quita el insulto”. 

Libertad de expresión 

El prelado es muy activo en las redes sociales, y así lo ha puesto de manifiesto en su homilía. Ha lamentado que en Twitter “hay poco espacio para el dialogo y para el encuentro de diferentes a quien no piensa como nosotros”. Munilla ha destacado el mensaje que el Papa Francisco ha puesto al descubierto en su discurso de inicio del año ante el cuerpo diplomático internacional, acreditado ante la Santa Sede.  

Monseñor Munilla ha destacado que “en mi juventud solíamos repetir una máxima que por aquel entonces se consideraba revolucionario: “Estoy en desacuerdo con lo que dices, pero defenderé hasta la muerte tu derecho a decirlo”. O dicho de otra manera, ha manifestado, “aunque yo no piense como tú daría mi vida para que tú pudieses disfrutar de libertad de expresión”. El obispo ha lamentado que “a la vista está que aquel ideal quedó en el olvido, ya que en la actualidad se pretende imponer el pensamiento único de lo que se considera políticamente correcto, y por ello pienso que estamos ante una oportunidad histórica, única, para mostrar ante el mundo que la Iglesia es un espacio de encuentro y diálogo en el que todo el mundo tiene cabida tal.