| 20 de Enero de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Luid Barcala, alcalde de Alicante
Luid Barcala, alcalde de Alicante

El alcalde insiste: “No van a operar las mafias de mendicidad ni prostitución”

Luis Barcala lamenta “la hipocresía de la izquierda” y reprocha que se “instrumentalice” la ordenanza que regulará la convivencia en las calles de Alicante

| A. Maestre Edición Alicante

El alcalde de Alicante, Luis Barcala, insiste en que en la ciudad “no van a operar las mafias de mendicidad ni prostitución”. Asegura que la Ordenanza de Convivencia Cívica representa “un antes y un después, porque la gente está harta de que no haya límites de ningún tipo, de que no respeten las normas y sobre todo de que no respete a los demás”. Advierte que no se respeta a los demás en los espacios de convivencia, y defiende que “hay varios apartados dentro de la norma, que es mucho más amplia que lo que se quiere hacer ver”.

El primer edil alicantino ha insistido a ESdiario que “en Alicante no van a operar las mafias que explotan a personas y que explotan a personas, o bien para la mendicidad o la explotan -lo que es aún todavía más execrable- a personas como carne para la prostitución”. Barcala se ha mostrado firme en que “no hay cabida a ese tipo de explotación, en Alicante no hay cabida a la coacción, a la violencia, a las actitudes que fuerzan a los demás a tener que pasar por lo que no tienen por qué pasar”.

Vandalismo, grafitis y convivencia

Además, el alcalde alicantino ha defendido que no se puede “vandalizar el mobiliario urbano, no se puede llenar la calle y las fachadas de grafitis sin que pase nada y no se puede ir por la calle semidesnudo por toda la ciudad”. Luis Barcala ha defendido que la Ordenanza de Convivencia Cívica -aprobada inicialmente el pasado jueves- “son normas de educación, normas de convivencia en general”.

 

Ha asegurado que con esta ordenanza tratarán de cortar con la explotación real o las coacciones de los gorrillas, y ha asegurado que “en la plaza del Postiguet la gente o no aparca o no transita por el aparcamiento porque están a puñalada limpia entre los gorrillas, y eso no se puede aceptar”. Ha manifestado que “la gente está harta de muchas actitudes que son de claro abuso”.

Barcala ha reivindicado que es la misma ordenanza y regula en los mismos términos que en San Vicente del Raspeig “y allí gobierna el PSOE, o en Barcelona Ada Colau”, y ha criticado que “la izquierda en general en la ciudad donde gobierna el discurso es muy diferente”.

El alcalde de Alicante ha lamentado que entre los grupos de la izquierda en el Ayuntamiento de Alicante “hay una hipocresía brutal, se utiliza se utiliza y se mezclan los temas y se instrumentalizan hasta el punto de no llegar a un acuerdo ni siquiera en una declaración institucional”, como pasó con las declaraciones sobre violencia contra las mujeres.