ESdiario
ÚLTIMA HORA

Espana, campeona de la Eurocopa por cuarta vez después de ganar a Inglaterra en la final (2-1)

Parque natural Montaña Palentina: donde nace el Pisuerga

La Montaña Palentina, declarada Parque Natural en 2000, es un tesoro natural en el norte de Palencia, en Castilla y León, con paisajes impresionantes y una biodiversidad única.

Parque natural Montaña Palentina

Parque natural Montaña Palentina

Publicado por

Creado:

Actualizado:

El parque natural de la Montaña Palentina, es el lugar de nacimiento de dos ríos importantes, el Carrión y el Pisuerga, cada uno con su propio paisaje, desde valles arbolados hasta lagunas aisladas, con huellas de osos pardos.

Parque Natural Montaña Palentina, un tesoro natural

El Parque Natural Montaña Palentina, antaño conocido como Parque Natural de Fuentes Carrionas y Fuente Cobre-Montaña Palentina, es un tesoro natural en el norte de la provincia de Palencia, Castilla y León.

Este espacio protegido alberga una riqueza excepcional de flora y fauna, desplegando paisajes impresionantes, como bosques de montaña cuidadosamente preservados.

Historia geológica y relieve montañoso

La Montaña Palentina, al norte de Palencia, narra una historia geológica cautivadora y exhibe una morfología esculpida por fenómenos diversos. Desde procesos kársticos como la Cueva del Cobre hasta la acción glaciar, los picos más altos, Curavacas, Espigüete y Las Lomas, testifican la grandiosidad de este rincón.


En este escenario natural, el Parque Natural Montaña Palentina alberga los manantiales de dos ríos fundamentales: Carrión y Pisuerga. Cada uno imprime su carácter único, siendo el Carrión más abrupto y menos arbolado, mientras que el Pisuerga serpentea suavemente entre masas forestales.

Desarrollo histórico del Parque Natural Montaña Palentina


  • 2000: Declaración como Parque Natural En el año 2000, el Parque Natural Montaña Palentina obtuvo el estatus oficial de espacio natural protegido, consolidándose como un tesoro en el norte de Palencia.
  • Localización y Extensión Limitando al oeste con León y al norte con Cantabria, este parque abarca el extremo norte de Palencia, ocupando 78,360 hectáreas, con una zona de influencia de 126,100 hectáreas.
  • Geomorfología y Tectónica Caracterizado por pliegues fragmentados por fallas y una compleja tectónica, el parque exhibe calizas que han propiciado un modelado kárstico hipogeo. La diversidad geológica se manifiesta en circos, valles, morrenas y glaciares del Cuaternario.



  • Municipios y Población En el interior del espacio protegido, se distribuyen 10 municipios con 98 núcleos de población, enriqueciendo la conexión de la comunidad local con este entorno de valor natural.


Biodiversidad: la flora y la fauna

Este espacio natural se destaca como un tesoro de valor natural, paisajístico, faunístico y botánico. Alberga la masa de sabinas más septentrional de Europa y endemismos como la Artemisa cantabrica y el Echium cantabricum. Además, sirve de refugio para el oso pardo, una especie emblemática en peligro de extinción.

Flora: un jardín botánico al aire libre

El Parque Natural Montaña Palentina se distingue por su variada vegetación, que abarca desde hayedos, robledales albares y alamedas de álamo temblón hasta abedulares, encinares y sabinares albares.

El pinar autóctono de pino silvestre en Velilla del Río Carrión se diferencia de las masas de repoblación, mientras que formaciones arbustivas como avellanedas, espino albar y piornos contribuyen a la diversidad del paisaje.

Piornales, brezales, aulagares y sabinares rastreros forman los matorrales, y las comunidades de roquedos, gleras y turberas destacan en las formaciones herbáceas.

Las comunidades de roquedos, gleras y turberas, con su resistencia ante las adversidades del terreno, aportan una dimensión única a la vegetación. Estos espacios singulares albergan especies adaptadas a condiciones extremas, desafiando la dureza del entorno montañoso.

Fauna: Un Santuario para la Diversidad


La abundancia y diversidad faunística caracterizan a este espacio situado entre la región atlántica y mediterránea. Desde picos mediano y negro, urogallo, carbonero palustre, treparriscos, gorrión alpino hasta el oso pardo en peligro de extinción, rebeco cantábrico, nutria, águila real, águila perdicera, entre otros, el parque alberga una rica variedad de especies.

El Parque Natural Montaña Palentina es un escenario vibrante de vida, donde la fauna encuentra su hábitat y despliega una diversidad asombrosa. Desde las majestuosas aves rapaces como el águila real y el águila perdicera que surcan los cielos hasta las pequeñas criaturas como el gorrión alpino que animan los bosques, cada rincón alberga historias de adaptación y supervivencia.


El oso pardo, emblemático y en peligro de extinción, encuentra en este refugio un espacio vital para su existencia. Su presencia no solo enriquece la biodiversidad, sino que también simboliza la importancia de conservar estos entornos naturales.

El rebeco cantábrico, la nutria, y otras especies comparten este hábitat, creando un equilibrio único en el delicado ecosistema montañoso.

Rutas de senderismo en el Parque natural Montaña Palentina

Dentro del Parque Natural Montaña Palentina, se han diseñado rutas de senderismo que guían a los visitantes hacia lugares emblemáticos, permitiéndoles explorar la belleza natural de la región de manera accesible.

Senda de Fuente Cobre-Nacimiento Río Pisuerga

Ubicada en el Parque Natural Montaña Palentina, esta ruta circular de 13 kilómetros se inicia en Santa María de Redondo. Atravesando el Valle de Redondos y adentrándose en bosques de rebollos, robles y hayas, conduce a la Fuente o Cueva Cobre.

La cavidad inicial de la cueva es visitable, pero su interior requiere conocimientos o equipo espeleológico.

Adentrándose en la frescura de los rebollos, robles y hayas, los caminantes se sumergen en un paisaje que cambia con cada paso.

El claro cercano a un antiguo chozo de pastores sirve como mirador natural, donde la majestuosidad de la naturaleza se revela en todo su esplendor. Aquí, tomando el sendero hacia la derecha, se alcanza la Fuente o Cueva Cobre, una maravilla geológica. Aunque solo la cavidad inicial es visitable, su misterioso interior es un recordatorio de la fascinante historia geológica de la región.

Senda del Oso

Situada en el Parque Natural Montaña Palentina, esta ruta circular de 12.2 kilómetros une las localidades de Cervera de Pisuerga, Arbejal y los parajes de Peña del Oso y Peñas Negras. Destacando lugares como el Chozo del Tremedal, el Mirador del Portillo de Carro y el embalse de Requejada,

La Senda del Oso en la Montaña Palentina es una travesía inolvidable entre bosques antiguos y monumentos naturales. Con más de 12 kilómetros de sendero circular, esta ruta señalizada une comunidades como Cervera de Pisuerga, Arbejal y los pintorescos parajes de Peña del Oso y Peñas Negras.

Desde el panel informativo cerca del puente de San Roque, en la salida de Cervera de Pisuerga por la C-627, los senderistas emprenden un viaje a través de lugares emblemáticos. El Chozo del Tremedal, el Mirador del Portillo de Carro y el embalse de Requejada son testigos de la conexión entre la historia humana y la naturaleza.

El monumento al oso, piedras negras y otros hitos naturales revelan la riqueza cultural y natural de esta senda, creando una experiencia enriquecedora para quienes buscan explorar los tesoros ocultos de la Montaña Palentina.

Senda de la Tejeda de Tosande

Esta ruta circular de 10.5 kilómetros, ubicada en el Parque Natural Montaña Palentina, parte de Dehesa de Montejo. La Tejeda de Tosande, con su concentración destacada de tejos, ofrece un recorrido que atraviesa bosques mágicos, desde un encinar mediterráneo hasta un hayedo donde se encuentra la famosa tejeda.

El trayecto comienza entre encinares mediterráneos, donde la luz se filtra a través de las hojas, creando un juego de sombras y luces. A medida que se asciende, un robledal acoge a los exploradores, anticipando la inmersión en un hayedo, hogar de la famosa tejeda.

Aquí, los tejos centenarios, algunos con más de 1.5 metros de diámetro y más de 15 metros de altura, testimonian la longevidad de esta especie. La senda, entre piornales, brezales y aulagares, despliega un tapiz vegetal que cambia con las estaciones, ofreciendo una experiencia sensorial única.


Detalles de la Geomorfología: un viaje a través del tiempo

El Parque Natural Montaña Palentina es un testimonio vivo de la riqueza natural y geológica de Castilla y León. Desde su declaración en el año 2000, este espacio ha destacado como un refugio para la biodiversidad, un escenario imponente para ely un legado invaluable para las generaciones presentes y futuras.

Explorar sus paisajes, seguir sus rutas y descubrir la flora y fauna únicas que alberga, nos sumerge en una experiencia inolvidable, donde la naturaleza revela su esplendor en cada rincón de esta joya castellano-leonesa. Si te ha gustado el artículo compártelo en tus redes sociales y déjanos un comentario con tu opinión.

tracking