| 27 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Massimo Stecchini junto a Pepa Flores.
Massimo Stecchini junto a Pepa Flores.

El golpe más duro en la vida de Pepa Flores rompe a la presentadora de Telecinco

Marisol ha sufrido el varapalo más horrible e inesperado de su existencia. La muerte de su pareja desde hace más de 30 años, Massimo Stecchini, ha pillado por sorpresa a más de una persona.

| Candela Alba Chismógrafo

Pepa Flores, conocida artísticamente como Marisol, se enfrentó este domingo a uno de los golpes más duros que le ha dado la vida: el fallecimiento de su pareja desde hace 35 años, Massimo Stecchini, debido a un infarto a los 63 años.

Massimo fue la última pareja que Pepa tuvo y la más discreta. Aunque no fue su único amor, ya que en 1969 se casó con Carlos Goyanes; en 1982 con Antonio Gades y, cuando se separó de éste, regresó a su Málaga natal y conoció a Stecchini, once años menor que ella.

El italiano ha sido el gran apoyo para Pepa durante estas tres décadas, sobre todo desde que decidió retirarse del foco mediático. Ahora, desde la más estricta intimidad, la artista se enfrenta a este duro golpe, justo cuando se está rodando el documental Marisol, llámame Pepa, en el que se repasa la vida de la gran artista.

Hace apenas una semana Mario Stecchini estaba "muy bien"

La muerte de Stecchini pilló por sorpresa en directo a los miembros del equipo de Fiesta de Telecinco este domino, hasta tal punto que la encargada de dar la noticia, María Verdoy, lo hizo rota de dolor y envuelta en lágrimas: "A mí me gustaría decir que tuve la suerte de conocerle, pude grabar con él una entrevista, fue una persona increíblemente amable conmigo, desde aquel día entablamos una amistad y me enorgullece decirlo. Hace una semana estuve hablando con él y me recalcaba a través de un audio lo bien que estaba. Quiero recalcar que era un hombre formidable que sentía verdadera devoción por Pepa, por su Pepita", explicaba la presentadora intentando reprimir el llanto.

 

Un domingo de lo más complicado en el plató de Fiesta de Verano de Frank Blanco que además de la noticia del fallecimiento de Mario Stecchini impactó a su público con la gravedad del estado de salud de María Teresa Campos, suscitando la atención y el interés de la audiencia que elevó el programa hasta el 10.9% de share y 1.132.000 espectadores, sus mejores cifras combinadas desde hace más de un mes.