| 01 de Agosto de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Belén Esteban sigue con sus zascas, entre receta y receta.
Belén Esteban sigue con sus zascas, entre receta y receta.

Belén Esteban "retrata" a Jorge Javier y Patiño se traga sus propias palabras

Ni los kilómetros que separan Paracuellos de Fuencarral son suficientes para que los tremendos hachazos de la princesa del pueblo sean menos punzantes o dolorosos. Es lo que tiene la realeza

| Candela Alba Chismógrafo

Sigue el confinamiento por coronavirus afectando al funcionamiento de programas como Sálvame y sigue Belén Esteban (paciente de riesgo por su diabetes) colaborando a través de videoconferencia con sus recetas.

Este miércoles hizo hummus, por ejemplo, pero eso fue lo de menos, porque las polémicas y zascas no cesan ni refugiada en su casa de Paracuellos del Jarama.

Así las cosas, Belén también votó en la Jorgevisión y, de hecho, fue una de las que más se mojó hablando con el presentador. Al principio afloraron viejas rencillas: para ella, Jorge Javier Vázquez es elitista, él le ha pedido un ejemplo y ella, aunque no quería, le terminó diciendo: “En alguna ocasión me has dejado a un lado en el buen sentido, excluida”.

El presentador sabía a lo que se refería y aprovechó para aclararlo en público aunque en privado lo ha hecho muchas veces: se refiere a un viaje a Tánger que Jorge hizo con sus más allegados con motivo de la publicación de su primer libro.

“Invitaste a todos los cercanos, yo creía que estaba y no me dijiste nada, es más, me lo ocultaste”, le reprochó la colaboradora pero él negaba: “Siempre le dije que entonces yo nunca le llamaba porque nunca estaba lista, la Belén que yo conozco ahora de salir antes no existía”.

Rencillas aparte, Esteban siguió con su puntuación. Cree que Vázquez tiene soberbia (y puso de ejemplo cuando llamó “brujas” a varias colaboradoras por criticar a María Lapiedra); cuando le preguntaban si es egocéntrico respondía con un “muchísimo” y el presentador le respondía entre risas: “Bueno, que me lo digas tú…”.

Eso sí, dejó claro que es su amigo, que le quiere que ha estado en los momentos más importantes y que, como profesional es un diez.

Cómo sería la cosa que al principio de la tarde, María Patiño vaticinaba que iba a acabar "peleada" con el presentador porque cree que están en "crisis" pero, a medida que avanzaba la tarde, cambió de opinión. Se dio cuenta de que el presentador estaba soportando mucha presión y, por eso, ella se ha sentido rara trabajando con él.