ESdiario


La doble cara de Ana María Aldón cuando la graban los periodistas y cuando no

Parece que Ortega Cano ha aprendido bien del clan Mohedano-Benito, que lloran, patalean y se rasgan las vestiduras, gritando en redes el daño que le hace la misma cadena de la que viven.

Ana María Aldón.

Publicado por

Creado:

Actualizado:

Falta poco o nada para que acabe el verano y con ello, la pareja que ahora mismo está bajo los focos y la lupa de todos los periodistas de este santo oficio deberá regresar a una rutina que a buen seguro aclarará lo que los personajes no quieren esclarecer.

Y es que a punto de iniciar la nueva temporada televisiva continuamos hablando de la separación oficiosa, que no oficial, de. Ellos continúan en su línea de no regalar ni una imagen juntos a la prensa, quizás porque no haya ya nada que captar. El matrimonio se afana por no coincidir bajo el mismo techo o incluso en la misma comunidad autónoma, y lo consiguen.

Ortega Cano pierde los nervios y acusa a la prensa cuando el problema lo tiene en casa

Y así cada día observamos a un Ortega perdiendo los nervios, acusando a la prensa de "acoso" y como la responsable de todos sus males, cuando todos sabemos que el mayor problema lo tiene en su propia casa. Pero ya se sabe que lo fácil es siempre matar al mensajero y seguir viviendo, como hacen su mujer y su propia hija, de eso que "tanto daño le produce". Parece que lo ha aprendido y muy bien del clan Mohedano-Benito, que lloran, patalean y se rasgan las vestiduras públicamente, gritando a través de sus redes el inmenso daño que le hace la misma cadena de la que viven y a la que recurren cada vez que necesitan dinerito.

Mientras tanto Ana María continúa callada, oculta tras unas gafas de sol como la gran diva que cree que es, y con rostro compungido y ritmo lento en su andar, cuando las cámaras la están grabando. La sorpresa que se han llevado algunos es verla cómo se maneja cuando se cree fuera de los focos, tal y como desveló en exclusiva el enigmático perfil de Instagram Algo pasa TV. Unas imágenes captadas por un viandante que nos ha regalado una estampa de Aldón muy diferente a la que vemos ante los reporteros pues se la ve ágil, feliz y relajada junto a los suyos.

Un viandante nos ha regalado una estampa de Aldón muy diferente a la que vemos ante los reporteros pues se la ve ágil, feliz y relajada junto a los suyos

Y en ese suyos, por supuesto no hay ni rastro de su marido que prefiere la compañía de su hermana fiel Carmen, o de su hija Gloria Ortega, su vía de escape y la niña de sus ojos. Todos parecen estar preparándose para lo que está por venir con la nueva temporada, la participación de Gloria en un nuevo reality, que la apartará del foco de la crisis matrimonial de su padre y por supuesto, del tsunami que se presume por la irrupción en parrilla de la docuserie de Rocío Carrasco que promete abrir de nuevo la caja de los truenos.

Lo sabemos los que ya estamos disfrutando de la docuserie y lo sabe esa familia mediática que se revuelve con cada capítulo que, aunque aseguran no estar viendo, lo cierto es que, con cada nueva entrega, llenan sus perfiles en redes con mensajes incoherentes que destilan un incomprensible rencor hacia la heredera universal que ya no disimulan.

Rocío Carrasco está retratando a sus familiares y les está retratando uno a uno

Quizás conscientes de que son sus últimos coletazos y que el testimonio de la hija de La Más Grande les está retratando uno a uno y destapando las grandes mentiras que durante años nos han ido contando bajo los focos.

Por cierto, Amador Mohedano parece que lleva varios días paseándose por Chipiona cámara en mano, con un señor que juega a ser periodista y con el que dicen, está grabando su propia docuserie. Más friki el asunto con semejantes personajes no puede ser, me van a perdonar ustedes, porque definir como docuserie a unos vídeos caseros con la única intención de seguir señalando a Carrasco, ya me dirán si no es friki la cosa.

Amador Mohedano lleva varios días paseándose por Chipiona cámara en mano, con un señor que juega a ser periodista y con el que dicen, está grabando su propia docuserie

El problema de todo ello es que este tipo de actuaciones acaban siempre en los juzgados y si no al tiempo. Porque si de algo está cansada es de que se le siga difamando desde este tipo de plataformas desde las que personas sin formación juegan a ser lo que no son y que día sí y día también confunden la libertad de expresión con la difamación, por poner un solo ejemplo.

Pero ese será otro capítulo. Y con mucha más pereza seguiremos pendientes de Chayo, que desconozco si a estas horas continúa desnuda bajo el chorro de su ducha lanzando mensajes contra su prima. Y es que para eso han quedado...

tracking