| 04 de Diciembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Javier Santos lo tiene más que difícil incluso aunque la ONU le hiciera caso.
Javier Santos lo tiene más que difícil incluso aunque la ONU le hiciera caso.

Javier Santos no recibirá la herencia de Julio Iglesias

La cosa pinta cada vez peor para el hombre que lleva toda su vida intentando que la Justicia le reconozca que es hijo del internacional cantante. El último palo puede ser el definitivo.

| Jesús Manuel Ruiz Chismógrafo

 

 

La Justicia internacional da la razón a la española. Javier Santos no es hijo de Julio Iglesias. Así reza la declaración de Estrasburgo del TEDH. No se puede reabrir el caso porque ya ha sido juzgado en otros tribunales, en los españoles. Es la institución de la "cosa juzgada". Al presunto hijo de Julio Iglesias, Javier Santos se le cierren las puertas judiciales fuera de nuestras fronteras. Una salida que creía tener abierta según le había dado a entender su letrado, Fernando Osuna. Y dar por cumplido su sueño de situar a su madre María Edite Santos en su lugar y una posible herencia el día de mañana. Esto segundo más difícil. Se cuenta al terminar esta historia de presunto amor (o sexo) y Justicia.

 

En 2021, el Tribunal Supremo dicta sentencia e impide reabrir el caso por ser un tema juzgado. Con el Derecho español en mano, no se puede juzgar un asunto dos veces. Y el tema de Javier Santos ya estaba juzgado porque años antes había emprendido el proceso judicial su madre Edite Santos. En el caso de Javier Santos era el mismo asunto cuando decide comenzar el proceso legal. Lo único que se modificaba era al demandante, en lugar de la madre es el hijo. Cosa juzgada.

Javier Santos lo tiene cada vez más difícil para que reconozcan a Julio Iglesias como su padre

La Justicia entiende que es la misma razón a juzgar y se habla claramente de "cosa juzgada". En España tan sólo estimó la pretensión de Santos el Juzgado de Primera Instancia número 13 de Valencia que fue revocada por la Audiencia Provincial de la capital de Turia. El recurso del despacho sevillano Fernando Osuna fue revocado por la mayor instancia del Poder Judicial que tiene nuestro país, el Tribunal Supremo.

Fernando Osuna ha intentado defender fuera de nuestro país que la "verdad genética" tiene que prevalecer a la "verdad judicial". Era el objetivo del director técnico del proceso. Y no ha podido ser. La Justicia ha dictado sentencia. No es No. Según ha asegurado el abogado de Santos recurrirá a la ONU para conseguir su objetivo. Proceso largo y difícil. No imposible. La sentencia del TEDH tiene mucha fuerza y peso ante otras organizaciones internacionales.

 

Javier Santos no heredará de Julio Iglesias. No por el tema legal sino porque la mayor parte del patrimonio de Julio Iglesias se halla fuera de España. Lo de España está a nombre de su mujer. En su totalidad. Y en los territorios donde se ubica la masa hereditaria de Iglesias no existe el sistema de legítimas (estricta y mejora) como sucede en el nuestro. Los hijos no son henderos forzosos por el simple hecho de serlo. Algo que dificulta aún más la posibilidad de heredar en el caso de que finalmente la ONU lo declare hijo legítimo del cantante Julio Iglesias.