| 22 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Ana Obregón y su hija-nieta.
Ana Obregón y su hija-nieta.

Ana Obregón hiela a Carlos Herrera: dos días abrazada al cadáver de Álex

La hora de los oyentes de Herrera en COPE se ha alterado este martes con la conmovedora entrevista que el líder de la radio ha realizado a la actriz, presentadora y bióloga.

| David Lozano Chismógrafo

Carlos Herrera ha mostrado sus emociones en directo. No es habitual que el de Herrera en COPE se emocione tanto con una entrevista y eso ha ocurrido, tal y como ha comprobado ESdiario, este martes 5 de diciembre en el encuentro entre el locutor almeriense y la actriz y presentadora Ana Obregón.

Pasaban unos minutos de las 10 de la mañana cuando Herrera saludaba a la Obregón. Una entrevista tranquila en la que ha hecho un repaso principalmente a su experiencia como madre y para hablar de su libro El chico de las musarañas. La entrevista en la COPE, como reconocía ella "la primera que concedo a una radio" ha tenido momentos muy emotivos y revelaciones importantes.

Lógicamente todo ha versado en torno al fallecido hijo de Obregón, Aless Lequio. Su madre ha reconocido que le "falló" porque cuando fue diagnosticado de cáncer él preguntó: "mamá, me voy a morir. Y yo le dije que no, ahí le mentí", confesaba a un impresionado Carlos Herrera.

 

Claro que si hablamos de impresión, tenemos que fijarnos en el momento en el que Ana Obregón contaba lo ocurrido tras la muerte de su hijo. "Estuve abrazada dos días a su cuerpo, hasta que me dijeron que se lo tenían que llevar".

Obregón confesaba, igualmente, que dos días antes de fallecer su hijo él le preguntó sobre su salud y ella, también su padre Alessandro Lequio, le ocultaron que los médicos le habían dado solo unas horas de vida.

Sobre su hija-nieta, Ana Sandra, ha asegurado que es idéntica a su padre Alex y le ha dicho a Herrera que "hasta huele a él. ¿Tu sabes cómo huelen tus hijos no? Ella huele al mío y eso me provoca lágrimas agridulces cuando le estoy dando el biberón". 

Además, contaba al locutor andaluz que "mi abuela siempre me decía que pensaba mucho en las musarañas. Y mi hijo era igual. Se iba a su mundo. A veces pensaba que tenía los cascos puestos. A veces le hablaba y no me contestaba".

Sobre cómo era la vida de Aless, indica que "desde pequeño, era como si hubiera tenido la premonición de que no viviría mucho. Es algo increíble. Qué niño, desde que tiene 5 años, escribe una nota para leerla al año siguiente en la casa de verano. Cuando encontré las notas siempre decía: 'hasta el año que viene'".

Al margen de la popularidad

Explica Herrera que Álex Lequio, hijo de Ana Obregón, siempre quiso mantenerse al margen de la popularidad de sus padres. "Lo primero que dijo fue papá, por desgracia. Luego me decía mamá preciosa. Lo tercero que me dijo fue 'yo solito'. Con 25 años y ya con un cáncer diagnosticado, creó una empresa. Tenía 20 personas. Llegó a ser puntera. Tenía ganas de comerse el mundo".

El día que casi les deportan en Estados Unidos, llamó a Lequio para que algún familiar intermediaria. "Me tuve que ir a Estados Unidos para la protonterapia. Gracias a esa máquina se están salvando vidas. En tres días, hice todo, nos fuimos allí y estábamos con esa cura que aquí no existía. Habían pasado tres meses y nos iban a deportar. Pedí cita para aumentar la visa en EE. UU. Llamé a Alessandro y pedí que llamara al Rey. Se puso en contacto con él, y fue Juan Carlos. Lo cuento porque estoy eternamente agradecida. Hay que ponerse en lugar de una madre desesperada y nos lo consiguió".