| 28 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Kiko Hernández.
Kiko Hernández.

La gente de Sálvame se lleva la mano a la cabeza con el fraude de Kiko Hernández

Cómo se iban a imaginar sus compañeros que un peso pesado como él iba a resultar vapuleado en una tarde en la que el programa de Mediaset se convirtió en una sucesión de bombas.

| Redacción Chismógrafo

Este miércoles Sálvame soltó dos bombas para animar el arduo y caluroso verano en la parrilla que, sin duda, van a dar mucho de qué hablar.

La primera de ellas es que un colaborador (en concreto Antonio Canales) dejó de trabajar para siempre en el programa por decisión de la cúpula y la segunda, una traición que Kiko Hernández cometía hace años a una amiga suya... algo que hacía que los colaboradores se llevasen las manos a la cabeza porque les parecía imposible que esto hubiese pasado.

La presunta traición de Kiko Hernández a su amiga sucedió años atrás 

Nos remontamos tiempo atrás, cuando en revista de tirada nacional publicó unas fotografías del colaborador con una amiga y compañera del programa saliendo de un restaurante en la Comunidad de Madrid... con un titular bastante sospechoso que calificaba de "amiga especial" a la mujer que acompañaba al rostro conocido de Mediaset.

Este miércoles el programa contó con un testigo protegido que aseguró que Kiko Hernández llamó a un fotógrafo para que les pillara saliendo del restaurante y además, se benefició económicamente de este reportaje. Algo que el colaborador negó por activa y por pasiva: "Y una mierda para ti, yo sería la última persona que llamaría para que me pillarán. Me podéis atacar por lo que sea, pero que me vengan a contar que yo aviso a un fotógrafo, vamos, me tienen que matar".

Kiko Hernández niega la mayor y asegura que las acusaciones son falsas

Además, Kiko añadió: "Si se lo hubiera currado, hubiese seguido el coche y a lo mejor, sería otro reportaje. Lo gordo vino después de estas imágenes" dejando a entrever que lo mejor vino después de estar en ese restaurante y que si hubiese llamado él al fotógrafo, le hubiera dicho que les siguiera.

El colaborador insistió en que todas esas acusaciones son falsas ya que tiene muy buena relación con la persona que le acompaña en las imágenes, con la pareja de esta y confesaba que en ningún momento dudaron de él sus amistades ya que no le gusta salir en los medios de comunicación por motivos personales.